relatos

Reencuentro con mi primer amor (Relato Lésbico)

Ella una hermosa joven de 16años, cuerpo escultural, sonrisa de diosa y un cabello negro que hacia juego perfecto con su tez morena nos enamoramos en mi ultimo año de secundaria yo un año menor me volví loca por ella, tuvimos ocho meses de relación intensa hasta que nuestros padres nos separaron por que no estaban de acuerdo con nuestras practicas, no nos dejaron ni tiempo de ser una de la otra y cada quien tomo su camino.

Cuatro años después ya con una vida diferente e independientes, mi morena me llamo me dijo que necesitaba que la llevara a conocer donde iba a ser su nuevo trabajo yo emocionada y nerviosa acepte y quedamos para el siguiente dia. El momento esperado por tanto tiempo de verla y poder tenerla entre mis brazos con llenaba de emoción, ese miercoles me sacaron tarde de la universidad ella hace rato que ya esperaba por mi, llegue al lugar donde quedamos baje el vidrio del carro y se subió nos miramos detenidamente y con alegría unos minutos y no pide pronunciar mas que un hola, ella con su sonrisa característica me dijo, saludarme bien tenemos una vida de no vernos y yo le dije necesito abrazarte bajemos para hacerlo bien.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Mi obsesión (Relato Lésbico)

Todo empezó la tarde que estaba en las duchas del gimnasio.

Hacia mucho tiempo que no tenía sexo y todo empezaba a excitarme. Mientras me duchaba apareció frente a mi una chica rubia, era nueva, nunca la había visto se estaba duchando con los ojos cerrados le resbalaba el jabón todo por el cuerpo en especial por las tetas. Eran enormes, duras, con los pezones rosados y tiesos. Seguí mirándola tenía los vellos del pubis rubios y muy escasos. Volví a mirarle las tetas eran impresionantes, nunca había visto unas así, de ese tamaño, tan firmes, tan bellas. Me excite. No sé que paso. Siempre me habían gustado los hombres y no cambiaba una buena polla por nada del mundo, sin embargo en ese momento me embargo un enorme deseo de acariciar ese par de tetas, de cogerlas, de chuparlas y de comerlas.

Mientras yo seguía ahí en la ducha, mirando y mientras me caía a mi el agua fría note como mis pezones también se endurecían, era de excitación y de frío. Llegué a casa me baje el chándal, las bragas y empecé a masturbarme, no podía dejar de recordar esa escena, ni las tetas de esa chica.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Solas en el cuarto (2 de 2) (Relato Lésbico)

Vaya noche que estaba viviendo ese día. Mis ganas no acababan, parecía que crecian cada vez más.

—–“te gusta Dani?.
—–“…si.

Mi boca estaba invadida de mi. Paola me dio a probar de esa zona que para muchas seria totalmente repugante. Me sentía tan asquerosa, pero a la vez muy excitada.

—–“mete tu dedo otra vez, me gusta mucho, le pedía a Paola.

Me gustaba todo esto. Pao bajó su mano a la entrada de mi trasero y vi como introducia nuevamente su dedo lentamente.

—–“Aaaaahh que rico, decía yo.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Solas en el cuarto (1 de 2) (Relato Lésbico)

Estoy con una amiga, en mi cuarto, sentada y cansada, recargada sobre la almohada. Un rollo de papel a mi derecha y a la izquierda una paleta chupada. El tiempo no existe cuando sueñas, cuando imaginas, cuando te diviertes o cuando te excitas. Soy Diana, una chica universitaria, y lo que les voy a contar es algo que acabo de hacer hace unos momentos con mi amiga Paola.

Soy una chica tranquila, pero con ganas de explorar mis deseos mas intimos al 101 por ciento. Llegar de la universidad en la noche no es facil y menos cuando es lunes. Afortunadamente hoy fue viernes y a pesar de no divertirme como deberia, lo hice acompañada de mi amiga y una rica paleta. Hoy vestí con unos jeans ajustado a mis caderas y a mi rico trasero bien parado del que yo misma estoy enamorada y excitada. Una blusa blanca ajustada a mis pechos y a mis caderas. Las miradas de los chicos me hace sentir deseable, sexy y linda, pero dudo que sepan como excitar a una chica tan solitaria como yo. Cuando veniamos de la escuela compramos una paleta que nos serviria de compañia esta noche.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Deseo y calentura (Relato Lésbico)

Para Raquel aquella jornada de comienzos de septiembre se anunciaba anodina. Un tanto desganada por el madrugón, el primero tras las vacaciones, esperaba en la parada al autobús que le llevaría a la universidad para tramitar la matrícula de cuarto de Empresariales. Todos los años había sido el mismo coñazo: soportar varias horas de colas y salir pitando para pillar un autobús antes de las dos de la tarde. Así que esta vez decidió hacerlo bien: cogería el primero de ida (a las siete de la mañana), se plantaría en la universidad a las ocho y ocuparía un buen puesto ante la secretaría, media hora antes de que abriese. Este era también el primer día hábil para matrículas, así que no esperaba grandes aglomeraciones. Ciertamente, ahora una podía matricularse por internet, pero no le animaba la idea de enfrentarse a los vericuetos telemáticos.

En la parada no había muchas personas, por lo que no se ocuparon ni la mitad de los asientos. Eligió uno cualquiera, junto a la ventanilla. Antes de abandonar la ciudad el chófer recogió a algunas más en la última parada.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Vivir la vida (Relato Lésbico)

Cómo la conocí?, Cómo la perdí?, son dos cuestiones muy sencillas pero son la base de esta historia…

Fue hace algunos años, era más inmadura de lo que ahora soy. Mis intereses eran vanos, ya saben, salidas, fiestas, viajes, paseos, amistades, romances, etc. En el lugar donde yo estudiaba no existían esas divisiones que se acostumbran ver en las películas o que probablemente existen en ciertos colegios; no había populares, ni rechazados, no había góticos o hippies, simplemente éramos jóvenes con intereses afines, unos más extrovertidos que otros pero al fin era lo mismo.

En ese tiempo, se realizaban constantes intercambios con finalidad educativa y ayuda social, fue en América dónde un suceso nos impactó, queríamos ayudar, aportar un mínimo para obtener un máximo, sin embargo, no fue posible por razones que no valen la pena mencionar. Ese pequeño obstáculo hizo que acudiéramos a un sin fin de grupos (ONG), o grupos de cualquier índole con la única finalidad de ayudar.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Mi hija es lesbiana (Relato Lésbico)

Marta y Silvia, las protagonistas son lesbianas pero su lesbianismo no les ha condicionado para nada; son dos profesionales muy cualificadas y saben muy bien “dar al sexo lo que es del sexo”, pero nada más.

Afortunadamente ser gay o lesbiana a principios del siglo XXI no es una desgracia en España. Sin embargo tan sólo hace 40 ó 50 años, para unos padres (sobre todo para el padre) hubiera sido en algunos casos, motivos de suicidio.

Tampoco es que hoy sea un orgullo para un padre que sus hijos sean homosexuales; pero si por encima de su sexualidad son personas serias, honradas y muy cualificadas profesionalmente, atenúa en gran aparte aquello “del que dirán”; porque aunque las sociedades por muy avanzadas que sean, todavía no admiten como forma natural el matrimonio entre personas del mismo sexo. Lo negativo de esta situación, es que, no creo que vaya a tener nietos de la forma tradicional que durante milenios ha sido la forma natural de ser abuelo.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Arcoíris tras la tormenta (Relato Lésbico)

Despierto de repente. Una gota de sudor rueda por mi frente.

Fría, acaricia mi piel como alguna vez lo hicieron tus labios; finalmente, la perla líquida encuentra su muerte en mis cejas. He vuelto a soñar contigo. Soñé con aquella tibia noche de verano en la que tu y yo nos amamos por primera vez.

Aun es de madrugada pero no puedo dormir. Cierro mis ojos y puedo verte tan clara, tan nítida, incluso puedo escuchar tu risa, tan suave como el trino de los ruiseñores y a la vez tan alegre como un amanecer en primavera…

Un ruido en el pasillo me regresa a la realidad, corro a abrir la puerta pensando absurdamente que quizás podrías ser tú, sin embargo, el pasillo está vacío, como es natural a esta hora. Cierro la puerta y camino hacia la ventana; afuera llueve, pareciera que incluso el cielo se entristece con tu ausencia, que con su llanto quisiera lavar la tristeza de aquel día de febrero, aquella trágica tarde en la que perdí por siempre tu risa.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios