La temible directora general

La temible directora general (Relato Lésbico)

Cuando acepté el cargo de asistente general que me ofrecieron en la cadena de supermercados esperaba que vendrían días difíciles, por las responsabilidades que tendría que asumir, pero jamás imaginé que todo se complicaría como sucedió finalmente. Era verano y mis amigas, las pocas que me quedaron cuando decidí salir del closet, se fueron de vacaciones y llegó un momento en que me sentía realmente sola. Mi madre se había ido a pasar unos meses con mi hermana en San Diego y salvo uno que otro encuentro esporádico con Kirsis, una chica que conocí en un bar de ambiente de la ciudad vieja y cuyo deporte favorito era pegarle cuernos a su pareja cuantas veces pudiera, no había en mi vida nada interesante.

La oficina en la que trabajábamos era amplia, estaba en un cuarto piso y ahí siempre hacía frío, porque el aire estaba puesto a mil y era imposible reducirlo porque el sistema informático necesitaba refrigeración. La directora general era una mujer rubia, hija de alemanes de Baviera, tenía títulos y posgrados como para llenar una pared, sus ojos eran de un azul intenso, nariz respingada y barbilla redondita, era alta y su andar elegante y su voz suave contrastaban con la dureza de su mirada y con la frialdad de su carácter. Demás está decir que la secretaria y todas las otras muchachas que trabajaban en la sección le tenían miedo.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios