La novia de mi hermano

La novia de mi hermano (Relato Lésbico)

Hola que tal soy Valery tengo 18 y soy bisexual, tengo un hermano el cual tiene 19 y tiene una novia de 18 que esta buenísima. Siempre que Daniel (mi hermano) la invita a casa se siente la tensión sexual que hay entre nosotras, porque nos tenemos muchas ganas, nos miramos y nos hablamos sucio pero nunca había pasado nada más. Hace poco vino a mi casa a cenar y la cena termino un poco tarde por lo cual mis padres la invitaron a quedarse a dormir, como ella vive lejos. Pero le dije que podía dormir conmigo ya que mis padres no querían que mi hermano y ella durmieran juntos porque podrían tener sexo, pero lo que no se imaginaron es que ella y yo si tuvimos sexo. Cuando terminamos de comer decidí subir rápido a mi habitación acomode algunas cosas y saque un colchón inflable que tenía guardado bajo mi cama para que ella durmiera ahí.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La novia de mi hermano (Relato Lésbico)

Cuando mi hermano trajo por primera vez a su novia a casa para presentarla a la familia, yo acaba de romper con mi novio poco tiempo atrás. Lidia era un encanto de chica; dulce, reservada, con unos ojos oscuros enormes y una boca sumamente atractiva. No era muy alta y tenía un cuerpo de líneas suaves y muy bien proporcionado. Las novias que había tenido mi hermano hasta el momento habían sido muy guapas, pero ninguna igualaba el encanto de Lidia.

Congeniamos desde el principio. Nos hicimos muy buenas amigas, cosa que agradó mucho a mi hermano. Al poco tiempo de la relación, Lidia comenzó a quedarse a dormir en casa los fines de semana, después de salir con mi hermano, pero lo hacía en mi habitación, por respeto a mis padres. Una noche escuché como llegaron de madrugada. Me desvelé y escuché como discutieron. Lidia quería que la llevara a su casa, pero mi hermano le dijo que ya era muy tarde. Al parecer habían discutido (por lo que llegué a saber más tarde) por un tema de celos, nada importante, pero Lidia entró a mi habitación llorando. Yo me hice la dormida, y cuando se hubo cambiado y metido en la cama, hice ver que sus leves sollozos me habían despertado.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios