Besos lésbicos

De amigas a amantes (Relato Lésbico)

Las dos son contadoras y, a su vez, profesoras en el mismo colegio. Se hicieron muy amigas ya que tienen muchas cosas en común. Coinciden prácticamente en todo, tanto laboralmente como en sus vidas privadas. Tienen gustos similares para vestirse y concurren a la misma boutique (aunque cuidan al máximo el detalle de no elegir la misma prenda). Tratan de ir a los mismos lugares de vacaciones, tienen hijos adolescentes de casi las mismas edades y problemas y son las que prevalecen sobre las otras amigas al momento de elegir las películas u obras de teatro que van a ver.
Son tan compinches que despiertan la envidia de sus compañeras de escuela, que no puedan concebir que nunca tengan un desencuentro y sean tan amigas. Un día, accidentalmente, esa amistad se convirtió en algo más, lo que cambiaría sus vidas.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La prima de Amorina (Relato Lésbico)

Los relatos de Soledad, me refrescan la memoria de las confesiones que hacemos entre chicas, en esas tardes que nos contamos nuestros secretos, cuando una dice la verdad, sin importarle que se divulgue, puesto por más amigas, el único secreto es el de sus propios actos y siempre que no involucre a otro. Los hombres tratan siempre de ser lo más, los insuperables, los grandes cogedores, pero la verdad que casi siempre es la mujer la que decide. Fue hace algunos años, que en una de esas tardes, contábamos entre un grupo, las cosas que nos pasaban, todo referente al sexo.
Desde que Carla, que comentó que le dijo al cura en el confesionario, que quería hacerle el amor, que se dejara de embromar, que era joven, que porque no la hacia gozar (el cura estaba lindo),en ese momento tenía 17, el cura no se dio por enterado, pero la calentura de Carla, la saciaba con el novio de su hermana (23) (esa y otras confesiones las publicaremos en otra oportunidad).
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Si fueras mía (8 de 8) (Relato Lésbico)

Esa noche estuve frente a frente con Marcela Navarro, intentó besarme pero me aparté entendiendo que yo estaba enamorada de mi profesora de literatura y no la drogadicta que tenía frente a mí. Hay un tipo de sufrimiento que te hace querer llorar, un tipo de sufrimiento que te hace odiar al mundo y te provoca romper cosas y un tipo de sufrimiento que te destroza a ti. Yo experimenté los tres en una sola noche.
Una escucha muchas veces la expresión “corazón roto”, en ese momento yo pude entenderla, pude definirla como el dolor que provoca una perdida a partir de la cual siempre te sentirás incompleto. Durante varias semanas viví sin un reloj ni un calendario para medir el tiempo. Dormía cuando ya no podía soportar más el seguir consciente y despertaba justo en el momento en el que mis sueños me hacían regresar a esa noche, cuando Marcela intentó besarme.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Si fueras mía (7 de 8) (Relato Lésbico)

Nos encontramos de nuevo, en la esquina del colegio, tal como lo habíamos acordado y al subir al auto me atrajo hacia ella para besarme. No fuimos hasta su departamento si no rumbo a una pequeña casa bastante lejos del colegio. Casi al otro lado de la ciudad. Fueron 45 minutos de viaje, pero cada vez que un semáforo lo permitía nos entregábamos a una nueva sesión de besos hambrientos. —–“Aquí traes a tus novias? —pregunté saliendo del auto. Ella sonríe y camina hacia mí.
—–“Ninguna de ellas ha sido hija de policías —responde con sus labios en los míos— eres la primera.
No me da tiempo de discutir, su boca se apodera de la mía con desesperación y deseo, en uno de esos besos que solo pueden darse cuando tienen la cama por escenario y nosotras seguíamos en plena vía pública.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Si fueras mía (6 de 8) (Relato Lésbico)

Nunca tuve tanto miedo como esa tarde, cuando esperaba que mis padres llegaran y luego cuando tuve que enfrentarlos. Decirles que no había tenido ganas de ir al colegio y que había ido a dar un paseo al parque. Obviamente no me creyeron, sabían que había estado con Marcela, aún no había manera de demostrarlo pero ellos no descansarían hasta encontrarla y lo harían si yo seguía actuando como una estúpida y dejaba que ella me llevara a su departamento. Dios, cómo rayos iba a alejarme de ella si de tan solo pensar en lo que pudo haber pasado si mi padre no hubiese interrumpido era como invocar a todos los demonios que habitaban el mí. No tenía sueño, resultaba imposible dormir con esas ansias que se habían mezclado con mi sangre y viajaban por todo mi cuerpo. Era de madrugada cuando golpearon la puerta de mi habitación. La persona al otro lado no espero mi respuesta para entrar.

Pero yo sabía muy bien quien era. Cerré los ojos, confiando en que al verme dormir me dejara en paz pero en lugar de ello se sentó en la cama a observarme por un largo rato.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Si fueras mía (5 de 8) (Relato Lésbico)

—–“A dónde vamos?. Sonríe. Como si mi pregunta fuera un chiste que solo ella podía entender.
—–“Olvide unos papeles en mi departamento. Miro el reloj en mi móvil, hay tiempo para llegar puntual al colegio pero no el suficiente como para desviarnos.
No te preocupes será rápido —dice. Sorprendiéndome de nuevo con su habilidad para adivinar mis pensamientos.
Giro mis ojos hacia ella, no quiero distraerme de nuevo ni quedarme como estúpida mirándola. Pero es que contemplarla así, conduciendo, concentrada y con el aire alborotando su pelo, definitivamente puedo nombrarlo uno de mis paisajes favoritos sobre la tierra. Y no merece menos, es toda una obra de arte. Una pintura exquisita expuesta solo para mí.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Si fueras mía (4 de 8) (Relato Lésbico)

Leo toda la noticia una, dos… más veces de las que puedo recordar pero las necesarias para saber de memoria al menos la mitad del reportaje. Y lo que siento no se puede resolver apretando los puños. Cierro la laptop con fuerza y la lanzo contra la pared. Me levanto y de un manotazo tiro el caballete donde estaba a medio el hacer el cuadro de una granja. Pateo las latas de pintura salpicando con mil colores la alfombra. Golpeo la pared con fuerza hasta que mi mano enrojecida y ensangrentada es incapaz de seguir respondiendo a mi furia. Pero el dolor físico no es suficiente para aplacar mi rabia, salgo de casa azotando la puerta y comienzo a correr, en algún lado leí que el ejercicio era bueno para apaciguar la ira. Pero esta me persigue hasta un pequeño parque a seis cuadras, necesito calmarme, me siento cansada, adolorida, con ganas de asesinar a alguien y mi mano clama por atención.

Intento levantarla, mover los dedos y revisar los daños. Pero es inútil, una lagrima se escurre por mi mejilla, duele como el infierno y no es lo único que me está torturando. Me siento sobre el pasto a espaldas de un viejo árbol.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Si fueras mía (3 de 8) (Relato Lésbico)

Estábamos a un movimiento de vencer la distancia entre nuestros labios y si la veía sólo unos segundos más yo caería por el borde de su mirada. —–“Qué te pareció? —preguntó soltando mi mejilla y apartándose un poco. Su expresión no había cambiado y aun podía oler su perfume pero entendí que ya estaba muy lejos.
—–“Me ha gustado. Pero no conozco mucho de poesía así que no puedo darle una opinión inteligente —mi voz suena alterada, pero trato de controlarme.
—–“Lo sabrás, yo te voy a enseñar después de todo soy tu profesora —dijo con esa sonrisita suya que me ponía como un cubito de hielo en el infierno.
—–“Va a notar que la literatura no es mi fuerte.
—–“Entonces te daré clases particulares —murmuró poniéndose seria pero con la mirada iluminada— Nos vamos a comer?.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios