De niña a mujer (Parte 1 de 3) (Relato Lésbico)

Mis padres me han demostrado que su amor por mi está por encima de todo. Hasta para mi era evidente que las cosas no iban bien, algo que tuve seguro cuando descubrí a mi madre en la cama con su hermana. A mi padre nunca le he sorprendido con otras mujeres…u hombres, no se, o no lo hace o es más cuidadoso. El caso es que aunque yo haya visto esto y que las cosas no van bien, mis padres hacen todos los esfuerzos porque el ambiente familiar sea bueno, y ni se han separado ni por supuesto divorciado, aunque las ausencias por trabajo de mi padre sean un poco más frecuentes que antes. Son esas ausencias las que aprovecha mi madre para sus encuentros con mi tía, y con otras mujeres…y hombres.

Mi madre es puro sexo. Para mí tiene un cuerpo tremendamente sensual, diría que hecho para gozar y que gocen de él.

Mi tía también está muy buena, es mayor que mi madre, pero aunque tenga alguna arrugilla está maciza.

Ninguna de las dos se depila, sí, sí, no sólo se lo he visto, pero dejadme seguir con la situación y en el próximo relato pasamos a la acción. Decía que las dos tienen los chochos peludos, bastante peludos por cierto. En pechos gana mi tía, pero a base de silicona, y el culo me gusta más el de mi madre, que además le sale menos pelo en el ojete.

Yo obviamente no tengo mucho pecho, pero suficiente para meter en la boca, y todavía no me ha salido apenas pelo en mi chochito. Con esta edad no tengo un cuerpazo claro, pero lo que también está claro es que despierto pasiones.

Debería decir algo también de mis hermanos. Tengo una hermana y dos hermanos, todos mayores que yo. A mis hermanos los he visto en pelotas muchas veces, con sus pollas blandas o duras atrapando mi vista. Jamás me han tocado ni les he tocado, es más, son muy protectores conmigo, y cuando me han descubierto fijándome es sus paquetes me han dicho que no vaya deprisa, y que tenga cuidado que hay mucho cabrón suelto y no querrían pasar el resto de su vida en la cárcel por haber tenido que llevarse a un desgraciado que me hubiera hecho el más mínimo daño.

Mi hermana sale a mi madre, está maciza y folla como una loca, en casa, en el coche de mi madre, hace sesiones webcam haciendo todo, pero todo lo que le piden y está buena, sí está bien buena, y lo sabe.

Algún otro personaje se cruzará en mi historia, tíos y maestros principalmente, pero ya os los presentaré.

Ahh!!! los nombres…yo soy Carla, mi madre Anne Schedeen, mi tía Ana Salmerón y mi hermana Andrea Elson…vaya coincidencia eh!!
(Continuará)…

ENVIANOS TU RELATO LESBICO Y LO PUBLICAREMOS


Enviar relato

Puntúa este video

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.