El tren de cercanías (Relato Lésbico)

 

Nada más subir al tren nos sentamos la una frente a la otra. Era un viejo tren italiano de cercanías, de vagones grises atravesados por una banda estrecha de pintura verde. La tapicería de los asientos, del mismo color verde que la línea de pintura que recorría el convoy, mostraba algunos descosidos por los cuales asomaba un relleno de espuma de aspecto envejecido, amarillento. Salvo Claudia y yo, nadie más viajaba en aquel vagón. Mirando a través de la ventanilla, íbamos charlando animadamente, mientras dejábamos atrás los últimos edificios situados en las afueras de Milán. Yo me moría por besarla, pero también me interesaba muchísimo saber más acerca de su vida. Al fin y al cabo, hacía apenas unas horas que nos habíamos conocido.
Seguir leyendo →

Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

En el trabajo (Relato Lésbico)

 

Era verano y en la ciudad estaba haciendo un calor increíble, y como un día más Patry salía hacia el vestuario a cambiarse después de una jornada agotadora de trabajo. Eran más o menos las 15h y al entrar en el vestuario vio a una de sus compañeras, una chica bastante gordica, que estaba cambiándose.
–Que ganas tenía de quitarme el uniforme, dijo Patry.
–Y yo, me encanta estar así con las tetas al aire, respondió ella.
–Yo no solo por eso.
–Pues deberías porque con el cuerpo que tienes yo estaría todo el día masturbándome desnuda delante del espejo, o con ayuda.
–Joder!, tía como estamos.
–Na, que me he puesto un poco caliente, fíjate como tengo el chocho.
Seguir leyendo →

Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Sara y Lucía (Relato Lésbico)

 

Todo empezó hace un año y medio y casi por casualidad. Un día que estaba muy aburrida me metí a chatear. Estuve un rato hablando pero era todo lo de siempre: tíos super bordes preguntándome si tenía webcam, si quería ciber sexo, Cuando estaba apunto de irme me abrió alguien que por el nick me pareció una chica, pero me resultaba raro que me abriese alguien sin un pene entre las piernas. La curiosidad hizo que me quedara un rato más y ver qué quería aquella chica. La curiosidad, mi gran problema!. Sara era una chica muy simpática que vivía en la otra punta de España. Empezamos a hablar de todo un poco, incluso a reírnos de los tipos tan raros que te abrían privados en un chat. Nos agregamos en el msn y a partir de ese día hablábamos mucho. Creo que compenetramos desde el principio, con ella tenía la sensación de que podría hablar de cualquier cosa, de que conectábamos.
Seguir leyendo →

Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies