Mi prima lejana en el baño de Starbucks (Relato Lésbico)

 

Ximena es una hermosa morena de cabello rizado, 1.65, unas enormes tetas que saltan a la vista y unas nalgas en su lugar, producto de sus años en el ejército. Ella no es exactamente mi prima; pero es prima del esposo de mi hermana, y dada la cercanía que siempre ha habido entre las dos familias, cuando nos presentaron hace casi 10 años, nos llevamos muy bien y ella comenzó a llamarme con cariño ‘prima’. Lo cierto es que convivíamos poco, apenas en las fiestas familiares, por que como dije, entró al ejército para estudiar odontología, lo cual significó mucho internamiento y esto no la dejaba asistir a todas las reuniones. Por lo que muchos años dejé de verle.
Seguir leyendo →

Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Ayer seduje a mi peluquera (Relato Lésbico)

 

Que bien me levanté ayer, había dormido toda la noche de un tirón. Salí a la calle sintiéndome a gusto conmigo misma, se me notaba en el rostro por las miradas que me dedicaban los demás transeúntes. Mi ropa no podía ser más sexi: minifalda corta blanca y plisada, camisa amplia de cuadros y ‘de relleno’ lencería vaporosa de una nueva diseñadora. No comenzaría en mi nuevo trabajo hasta dos semanas después, tenía tiempo para pasear e ir de tiendas. Ya en el centro visité en un par de tiendas y paseé durante un buen rato. Compré un ramo de margaritas y cogí el autobús de vuelta. Ya en mi barrio visité mi peluquería habitual; una pequeña peluquería de señoras que, en otro tiempo, fue él no va más; pero que ahora, solo entran cuatro gatos, bueno, cuatro gatas.
Seguir leyendo →

Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Un amor no correspondido (Relato Lésbico)

 

Cuando tenía veintiséis mi mundo parecía ser perfecto, Claudio parecía ser el hombre de mi vida, me sentía súper enamorada y estábamos haciendo planes para ir a vivir juntos, después de algunos tropiezos había conseguido un empleo estable y si bien la paga no era mucha al menos era suficiente para poder armar nuestro nidito de amor junto a mi prometido. El club barrial ‘Libertad y Progreso’ estaba a unas cuadras de casa y tenía una cantidad considerable de socios que requería que dos personas llevaran adelante la gestión administrativa de cobranzas, atención, asesoramiento, archivos, todas esas cosas propias de la vida diaria de un club social. Así fue que conocí a mi casual compañera de trabajo, Anahí, una mujer que en ese momento ya rondaba los treinta, quien fue mi guía en los primeros pasos y quien me puso al tanto de todos los movimientos.
Seguir leyendo →

Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies