Videos Lésbicos

Chupándoselo a mi compañera de piso (Relato Lésbico)

Cuando alquilé mi habitación en un piso de universitarias no imaginaba que conseguiría chuparle el chocho a la más guapa de ellas, pero sucedió y estoy encantada. Que todas las chicas del piso tuvieran novio fue «la clave de mi éxito».

Ellas son universitarias de entre veintidós y veintitrés años, yo tengo veintiséis años y he vuelto a la ciudad para trabajar en prácticas de lo que estudié, más adelante, cuando gane más, puede que alquile un piso para mi sola, o quizás me quede con ellas si sigo estando igual de bien. Yo soy una chica lesbiana, pero sobre todo soy muy liberal y con muchas ganas de disfrutar de la vida y de mi cuerpo, por eso he tenido algunas experiencias con hombres pero solo por experimentar de mí libertad.

Me alquilaron la habitación con una condición, Laura, la morenaza alta, de la que quedé prendada nada más verla me lo explicó.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Tomé a la hermana de mi novio (Relato Lésbico)

Sentirme lesbiana siempre ha sido mi secreto, viviéndolo como un sentimiento más que como una condición.

Mi novio Borja es un encanto de hombre y tiene mi misma edad, “veintiséis años”. Cuando lo llevo a mi piso, me gusta que Laura nos oiga hacer el amor “y se remueva”, porque sueño con comer su chocho otra vez, como hace tres meses, cuando hicimos el amor; “aunque según ella no nos gustan las chicas, “que solo nos calentamos esa noche”.

Borja me invitó a pasar el fin de semana, en la casa de sus padres en la montaña, allí conocí a su hermana Alicia, ¡que es preciosa! Ella tiene treinta y cinco años, es una pelirroja muy guapa, aunque es muy tímida e intenta disimular su belleza; Alicia tiene unos ojos verdes preciosos.

Los padres de Borja son muy antiguos y no conciben el coito fuera del matrimonio, de camino a su casa Borja me dijo que no dormiríamos juntos. Al llegar me presentó formalmente a toda su familia, su madre, que se llama Matilde me habló:
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La noche más calurosa del verano (Relato Lésbico)

Que calor… otro día de verano de aquellos insoportables…

como no estar un rato en la piscina, pero claro debía soportar a mis vecinos que son unos escandalosos, siempre hacen fiestas en su piscina y no puedo relajarme.

Pero esa noche no aguante el calor y me metí a la piscina… como siempre, ellos tenían invitados…. simplemente no los tome en cuenta y me sumergí…. el agua estaba muy fría… y la verdad mi cuerpo muy caliente, mis pezones se endurecieron y se marcaron en mi bikini rápidamente, que rica estaba el agua.

Ya me estaba relajando cuando escucho unas risas, era ella… la vecina, que venía con unas amigas.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La nueva asistenta (4 de 4) (Relato Lésbico)

Durante el resto del día, Ivette comenzó a enseñar a Silvia el contenido de los paquetes que había traído el mensajero… Era ropa, mucha ropa.

La ropa que había elegido Ivette para sustituir a la que había desechado era ropa propia de una puta. Minifaldas cortísimas, shorts ajustados, blusas con un escote de vertigo, vestidos minúsculos, medias de rejilla, de encage, ligueros, tangas y sujetadores de copa baja. Toda la ropa estaba pensada para que el cuerpo de Silvia se mostrase lo más sexy posible y para que no dejase mucho a la imaginación.

También había otras cosas… Había ropa interior que parecía sacada de una aventura sadomasoquista. Esos conjuntos estaban repletos de anillas, correas, cuero y grilletes… Aún después de la seseión de sexo que había tenido comenzó a ponerse cachonda…
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La nueva asistenta (3 de 4) (Relato Lésbico)

Silvia se había puesto el despertador para despertarse antes que su ama. No quería comenzar el día con una azotaina. Se acercó gateando a la cama y apartó lentamente las sábanas. Ivette estaba completamente desnuda. La visión de su cuerpo y el pensamiento de lo que iba a hacer hizo estremecer a Silvia (Durante cuanto tiempo tendré que hacer esto?). Acercó su boca al coño de su ama y comenzó a lamer, lentamente, acariciando cada pliegue de su raja, saborenado, a su pesar, un sabor qe empezaba a agradarle. Los ligeros gemidos que emitía Ivette indicaban que comenzaba a despertarse, así que aumentó el ritmo.

Mientras se tomaba su “desayuno” Silvia no podía dejar de pensar que le depararía el día. En las dos anteriores jornadas su vida había dado un vuelco, pero no estaba segura de estar descontenta con ello. Nunca había estado tan cachonda en su vida y nunca había tenido unos orgasmos tan intensos. Se le venía a la mente la idea de que a lo mejor no era tan malo seguir así… (Que no sería tan malo? Soy una esclava!).
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La nueva asistenta (2 de 4) (Relato Lésbico)

Silvia estaba confusa. Había tenido un sueño extraño…
Estaba sola en una habitación oscura, desnuda, no veía nada. Entonces, varias voces de hombres empezaron a increparla, la decían de todo. La llamaban puta, guarra, zorra… Le decían que les chupase las pollas, que era para lo único que servía. Intentaba huir de allí, corría en todas direcciones y la habitación no se acababa, no tenía fin.

Entonces vió a Peter, estaba hablando con Ian. Intentaba acercarse a ellos pero no podía, les gritaba, les llamaba, pero ellos sólo la miraban y se reían. Se dejó caer al suelo. Y no pudo volver a levantarse. Tenía algo al cuello, era una correa de perro. De ella salía una cadena que estaba enganchada a un gancho del suelo. Los hombres seguían gritándola, le decían todas las formas en las que se la follarían. Entonces, de la nada, surgió una voz de mujer:

—–“Serás mi esclava, perra.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

El pub (Relato Lésbico)

Nos habíamos reunidos todos los amigos en el Pub de siempre, con nuestras cervezas bien fresquitas, reíamos, bailábamos y disfrutábamos como cada viernes por la noche después de acabar en nuestro respectivos trabajos, lo habíamos cogido como norma, cada viernes cenábamos en la Pizzería “Diabolo” y acabábamos bailando y riendo en el Pub de la esquina.

Pero aquella noche era diferente, aquella noche me sentía observada, algo estaba turbando mi noche, estaba contenta pero a la vez no paraba de mirar a mi alrededor buscando lo que me hacia estar en alerta. Acabe por pensar que eran imaginaciones mías e intente disfrutar lo que quedaba de noche.

—–“Me acompañas al lavabo?.
—–“Eh?. Si claro, vamos yo tampoco me aguanto. Una vez dentro vi que no había nadie en el lavabo y le dije a mi amiga.
—–“Tía hoy tengo la sensación toda la noche de que alguien me observa
—–“Que dices?. Tu estas bebida, soltando una risa.
—–“Que no, de verdad tengo una sensación muy rara.
—–“Venga mea, que nos estamos perdiendo la mejor canción de la noche.
—–“Ve tú que quiero echarme agua en la cara, a ver si me refresco un poco.
—–“Vale pero no tardes, que Pedro no te quita ojo, volviendo a reír.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La gogó (Relato Lésbico)

Una tarde mas del mes de agosto en el trabajo la cosa esta muy tranquila , la gente de vacaciones los jefes en la playa , me empezaba a aburrir los teléfonos no sonaban así que entre en una de esas paginas de Internet buscando un chat, escogí una al azar. -Vaya ahora tengo que escoger u nick, y que pongo?-me dije- escogeré algo que llame la atención pero a la vez que suene dulce.
Me dio paso a la red y empecé a chatear con chicas algo salidas que buscaban cibersexo, o que querían fotos e incluso atrevidas a poner la cam y verlas desnudas. Estaba empezando a cansarme cuando en una de las ventanas veo un nombre que me llama la atención lo abro y me encuentro con una carita sonriente con una flor diciéndome “hola amor”.

Empecé a charlar con ella, era diferente, simplemente quería hablar de su vida y yo de la mía. Se nos paso la tarde volando y llego la hora que acababa mi jornada de trabajo así que nos despedimos.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

En un pueblo de Andalucia (Relato Lésbico)

Por fin llegaban las vacaciones tan esperadas después de 8 largos meses sin ni un día de descanso. Lo tenía todo preparado una mochila no muy grande, la puesta apunto a la moto y un mapa, que le llevaría a recorrer todo el sur de España. Este año había decidido conocer mi propio país, sin prisa a su aire pararía donde le viniese en gana sin mas, sin excursiones preparadas ni horarios fijos. Quería disfrutar del aire, de las gentes de los pueblos. Transcurrido un par de días llegue a un pueblecito con un encanto especial, todas sus casas estaban pintadas de blanco, sus calles empedradas y una gran plaza en el centro del pueblo con una fuente de cinco caños, cayendo agua constantemente, el típico bar un Hostal “el triguero”.

Aparque la moto delante del Hostal y entre a preguntar si tenían habitaciones. La recepción del Hostal era acogedora unos sofás con una mesa central con revistas varias y periódicos, al fondo un tablero en forma de barra donde se encontraba una mujer de entrada edad.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Solo para mujeres (Relato Lésbico)

Trabajo en un taller de mecánica, soy lesbiana, de 22 años; no me escondo de serlo, soy fuerte y me veo y actuó de manera masculina totalmente. En mi trabajo recibo muchas mujeres que acuden buscando solución a sus problemas mecánico-automotrices y con esmerado gusto les ayudo y resuelvo sus problemas…

Hace unos meses recibí a una dama de unos 50 años, muy elegante, de una silueta curvilínea muy atractiva, ataviada con un trajecito corto rojo y un hermoso escote frontal que dejaba sus hermosas y abundantes tetas al aire… su cabello rubio, largo, suelto y sus ojos verdes acentuaban su belleza. Yo andaba debajo de un auto revisando el escape cuando salí un poco para atenderla, aún en mi camilla, quedé prácticamente debajo de las piernas de esta deslumbrante hembra… al mirar hacia arriba me topé con la vista de una concha rasurada y unas bellas nalgas paraditas, ya que la dama no llevaba ropa interior.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Un domingo lluvioso (Relato Lésbico)

Salté de la cama somnolienta, abri el cortinado que me dio a la vista un cielo color plomo y la lluvia golpeando los cristales, Domingo y lluvioso, me sente en la cama como queriendo descifrar que podria hacer en un dia asi, para una muchacha soltera, un dia y ademas Domingo sin tener ningun plan, es un reto a la imaginacion pues hay que derrotar el aburrimiento antes que llegue, y no deja de tener sus peligros puesto que se nos ocurren los planes mas inverosimiles, desde arreglar el guardaropa, que nesecita una limpieza de prendas que ya no usamos, hasta tratar esa nueva receta de una torta que vimos en la revista durante la semana y que por algun motivo recortamos y guardamos, quizas para un dia como estos.

Bueno, uno de los placeres es tambien andar desnuda por todos lados sin importarnos el que diran pues no hay nadie, aunque lo desearamos!.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La señora (Relato Lésbico)

Soy una chica muy atractiva de ojos verdes. Estilizada pero no muy delgada. Mis pechos son finos pero firmes. Mi cabello es largo.

Salí por primera vez con un chico a los 19 años. Toda la clase se quedo súper sorprendidísima cuando me vieron con él puesto que era muy tímido. No hice nunca nada con él. Luego salí con otro muchacho que intentaba hacer cosas conmigo pero yo no me dejaba. Luego conocí a Luis. Es muy agradable. Muy simpático.
Llegamos a besarnos pero yo no podía disimular de que no estaba preparada para cualquier tipo de contacto.

Una vez subí a su casa y conocí a su madre, una mujer maravillosa de 42 años y de ojos verdes como los míos. Estaba separada desde hacía bastante tiempo y vivía sola con su hijo. Recuerdo que siempre aparecía con albornoces que le quedaban muy bien. Desde el primer momento que la vi pareció que me conoció en el acto. Me comprendía y parecía que sujetaba a su hijo para que comprendiese como se debe tratar a una mujer.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios