Videos Lésbicos

Mujer de hierro (Relato Lésbico)

Analía es mi nombre, tengo apenas veintidós años y soy la secretaria directa de María Fernanda Sunchales Pereyra.
Ella tiene cuarenta y nueve años, cabellos castaños claro, lacio, corte desprolijo a los hombros, ojos grandes, verdes, gruesos labios, boca prominente, naricita puntiaguda, un metro setenta y ocho, busto grande hecho con cirugía, cintura diminuta, anchas caderas, cola saltona, piernas largas, muslos torneados.

Es soltera, Gerente General de West Financial Co, es la filial de mi país, una de las más grandes y prestigiosas compañías de seguros, es la número uno, la jefa, la reina. Tiene todo lo que quiere, poder, dinero, admiración, belleza, la apodan la ‘mujer de hierro’, es temida, maneja todos los problemas con temple, inquebrantable, despótica.

Es la primera en llegar al edificio, la última en irse, su oficina es casi un piso completo, en lo más alto, es su bunker. Es una persona muy ocupada y delega mucho en mí, la mitad de su vida se desarrolla en aviones, volando de un lado a otro. Viste impecable, trajecitos exclusivos, tacos finos y puntiagudos, perfumes importados, maquillajes a medida.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Le entrego mi culo a Carlina (Relato Lésbico)

Llegue a su casa aquel sabado por la tarde aprovechando que sus padres se encontraban de viaje, toque a la puerta y enseguida vi a Carolina que me esperaba, llevaba puesto un vestido cortito rojo, se le notaban sus pequeños pechos sin sostén, que dejaban ver sus pezones duros atravesando la fina tela del vestido. Hacia bastante calor, yo llevaba puesto una minifalda y un top, que apretaba mis grandes pechos por lo que lo llevaba sin sostén también. Nos saludamos y ella me dio un gran beso en la boca, incluso dejando deslizar su deliciosa lengua hasta unirse con la mía.

Luego de aquel beso ella me miro y sonriendo me dijo que reconocía el sabor saladito de mi boca, solo pude sonreír y contarle que mi novio me acaba de dejar en el carro y le agradecí la compañía con una buena mamada y me trague toda su lechita, no habia podido guardarla para ella. Carol se rió a carcajadas y diciéndome que era tan putita como siempre, y que eso le encantaba mucho, pasamos a la sala.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Una zorra que me hizo gozar (Relato Lésbico)

Paula y yo salimos de la oficina apresuradas. Estabamos ansiosas por llegar a su piso y una vez allí dar rienda suelta a nuestra imaginación. Su piso era muy acogedor. Nada más llegar me invitó a ir a la ducha con ella. Y así fue.

Nos dirigimos hacia el cuarto de baño, íbamos andando juntas, besándonos, sobándonos las tetas, el culo…..Una vez allí Paula abrió el grifo de la ducha y el agua comenzó a salir. Comenzamos a desnudarnos apresuradamente. Estábamos ansiosas por gozar. Nos metimos en la ducha, ambas de pie. Paula comenzó a mojarme con el grifo, el agua estaba muy caliente, al igual que las dos. Sacamos nuestras lenguas, empezamos a enredarlas, a mojarnos los labios de agua y saliva, a morderlos. Paula apretó mi cuerpo contra el suyo y de nuevo pude sentir esas tetas bien prietas contra las mías. Las tomé con una de mis manos y comencé a morderlas, a asfixiarme en ellas, mientras que la otra mano la deslicé poco a poco hasta su coño. Estaba hinchado y duro. menudo coño tenía Paula.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Aventuras lésbicas del verano (Relato Lésbico)

Mi nombre es Laura, tengo 14 años y lo que narro a continuación me sucedió el verano pasado.

Mi familia posee una cabaña pequeña cerca al mar, para el verano viajamos con el fin de disfrutar dos semanas en este paradisiaco sitio, yo viaje con mis padres en compañía de mi hermanito pequeño, fueron mis tios con sus tres hijos, dos niños pequeños y mi única prima: Paula y finalmente mis dos abuelos paternos.

La relación con mi prima Paula fue excelente hasta que cumplimos los 12 años, después de esto han existido gran cantidad de rivalidades, ya que ambas somos bastante atractivas y esto a generado envidia entre las dos, aunque vale la pena destacar que ambas somos muy conservadoras y tradicionistas en nuestros comportamientos, ya que provenimos de familias de principios morales.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Compañera insatisfecha (Relato Lésbico)

Diana es mi compañera de trabajo, una señorona preciosa, rubia, pelo corto, ojos negros profundos, y una boquita deliciosa, y algo que me enloquece desde tiempo atrás, un culo enorme, duro, provocador.

Tiene marido, viejo y cansado, asi que comprendo por las que pasa sin sus merecidas cogidas. Somos buenas amigas, de las que se cuentan sus aventuras extra matrimoniales, me encanta cuando desorbita sus ojos al decirle con lujo de detalles cómo me dan mis mamadas en mi concha, uffff mi vicio!!

La semana pasada nos mandaron a una ciudad mas o menos lejana a un curso de capacitación, por supuesto, nos hospedamos en el mismo hotel y la misma habitación, al llegar cansadísimas decidimos bañarnos, tomamos por separado una ducha de agua caliente, y nos metimos a la cama, veíamos una película antigua, asi que nos insimismamos cada quien en sus pensamientos, los míos cachondos, asi me gusta dormirme. Casi me quedaba dormida cuando escucho unos suspiros profundos, era Diana masturbándose!!.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Descubrí que a mi hija le gustan las conchas (Relato Lésbico)

No lo podía creer! Pensé que mis métodos y mi forma de educar a Soledad habían dado buenos resultados. Hasta ayer no tenía absolutamente nada que reprocharle, exigirle, reclamarle o lamentar de su conducta, sus calificaciones escolares y su sed de liderazgo como capitana en su equipo de vóley, sus buenas relaciones con sus amigos y su poca gana de dramatizar con los amores adolescentes. Nunca hizo falta levantarle la voz para nada. Es ordenada, limpia, correcta en su lenguaje y sus modos, muy delicada y espontánea.

Justamente, como premio a sus esfuerzos, y teniendo en cuenta que hace una semana cumplió los 18, con mi marido tuvimos la idea de comprarle un auto. Era un Peugeot 306 usado pero en excelentes condiciones. Ayer por la tarde ultimé detalles con la agencia, firmé papeles y pedí permiso para salir más temprano del trabajo.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

El club de las bragas rosas (Relato Lésbico)

Esa mañana, ella salía de casa; con el pelo sujetado en una cola de caballo, su blusa escotada en V, el bolso colgado al hombro, su minifalda apretadita y su tanga rosa dentro. Ese hilo dental que tanto le emocionaba usar los martes, cuando sabía que otras chicas harían exactamente lo mismo en otras partes del mundo, cerca o lejos, no importaba, pero al igual que ella, muchas otras estarían trayendo puesta su tanguita rosa, con ese nombre que tanto les emocionaba a todas, bordado precisamente en su zona íntima, de tal modo que lo sentirían: al ir camino a la universidad, al colegio, al trabajo, en fin a cumplir sus quehaceres del día.

Y para ella, ser parte de ese club de desconocidas que compartían algo en completo secreto y silencio, sin conocerse siquiera, sin saber cuántas o como eran, la colmaba de un emoción inexplicable que elevaba su libido, el sólo hecho de sentir el nombre de la que tanta satisfacción le daba, ahí entre sus piernas era suficiente para mantenerse húmeda durante todo el día.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

A la que tanto besaban (Relato Lésbico)

Esa, de piel tan fina y a la vez tan tersa, como un pétalo algodonado en donde los dedos se sienten complacidos de llegar por el sólo hecho de hacerse tan suave al tacto. Y basta solamente con recibir esa suavidad, esa delicadeza de la piel tan fina, para que los dedos puedan deslizarse hasta donde se arquea en un circular declive que va a dar hasta la gloria.

Tan blanca como la vainilla, tan dulce ese olor de su jabón que a pesar de haber quedado en su piel no ha quitado su placentero olor femenino. Ese olor mezcla de calor que casi puedo saborearlo acercándome a olerla, y que me llega como un oleaje; olor a humedad que me conduce, con los ojos cerrados, hasta su propia orilla para dejarme sumergida en su aroma de agua marina, ese olor primoroso en el que me ahogo y me dejo llevar hasta perderme completamente.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

En la cama con mi hija (Relato Lésbico)

Mi nombre es Daniela y tengo 32 años, mido 1,68 tengo el pelo castaño y mi cuerpo algo blanquita, mis pechos son muy lindos al igual de mi culito, pero lo que mas me encanta es la parte de mi entrepierna que al dejar juntas las piernas queda un huequito mostrando la parte de abajo de mi vagina. Mi hija mide lo mismo que yo, su colita es muy bonita su cintura y sus pechos los saco de mi ya que son un poco pequeños solamente, es muy bella.

Mi relato comienza cuando yo esperaba a mi hija que venia del colegio para almorzar con ella en la casa, cuando acabamos ella me dijo que se iria a tomar una siesta, yo la mire de forma tan extraña porque la forma como vestia se veia muy sexy y al momento de pararse se le levanto su faldita y se le noto un poquito sus braguitas, yo me comence a calentar al ver esa imagen ya que a los 25 me separe de mi marido y no he estado teniendo sexo hace mucho tiempo aunque me lo han pedido algunos hombres pero ya perdi la confianza en ellos.

Despues de que mi hija se acostara fui a espiarla, ella dormia profundamente, yo me acerque muy despacio sin meter ruido para no despertarla, ella dormia boca a bajo y lentamente fui subiendo su falda para ver su tanguita cuando logre verla era muy pequeña y tenia al descubierto sus nalguitas, su braguita era tan apretadita que sus labios se marcaban notoriamente, yo estaba muy excitada, era la primera vez que me excitaba con una mujer y menos con mi hijita, comence a pasar mi mano por sus piernas hasta llegar a su entrepierna cuando siento que despierta y logro sacar rapidamente la mano sin que se diera cuenta.

Paso el dia hasta que llego la noche y llego el momento de acostarse y le propuse que vieramos una peli en su pieza lo cual ella dijo que si, mientras nos acostabamos yo acostada a su lado con unas tanguitas rozadas que se notaba muy perfectamente mi chochito y una polera que por debajo no llevaba nada y my hija vestia igual con su pequeña tanguita, cuando cambiaba de canal pase por una porno y la deje en ese y sin decir nada mi hija las dos lnos pusimos a ver la pelicula, note que mi hija trataba de rozar su abdomen y su vagina con mi muslo, yo comence a mojarme y ella lo noto y eso la puso muy cachonda y comenzo a rozar su mano por mi pierna y yo sin aguantar mas la bese, estabamos tan calientes que ella se sento en mis muslos i comenzo a besarme mi cuello y luego bajando a mis pechos, ella me decia que le hiciera el amor que la hiciera suya, lo cual acepte, ella comenzo a moverse encima mio como si tuviera yo un pene, gemiamos las dos de placer, que rico mami me decia, nuestras tetas se juntaron y era tan rico el placer que se sentia al tocar la suya, luego la acoste y la abri de piernas y la bese por ensima de su tanguita brillante por sus jugos de excitacion, estaba a punto de correrse pero le dije qe esperase, le saque su tanguita y tambien la mia y me puse encima de ella como si estubiera penetrandola, era muy rica la sensacion.
-“dale mami siiii hmmm estoy muy mojadita dame mas que riiicoooo mmmh mhhh, comence a besarla y en ese momento tuvo un orgasmo en mi boca diciendo mmmmmh.

Nuestras vaginas hacian un sonido que nos ponia mas cachondas pero llego el momento de corrernos cuando me separe de ella e hicimos la tijera, su conchita se junto con la mia y comenzamos a movernos y a gemir tan rico mmh siii mjjj mjj hasta que nos corrimos las dos juntas hasta no dar mas. aahh mami mmmmh mhh aaaah ahh hijita mi amor, luego de unos minutos nos pusimos a dormir las dos y a partir de ese momento follamos todo el tiempo posible sin importarnos que eramos madre e hija.

ENVIANOS TU RELATO LESBICO Y LO PUBLICAREMOS


Enviar relato

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

En el auto (Relato Lésbico)

Hace unas semanas, tuve una fiesta en un antro, invite a varias amigas, entre ellas a una chica que me atrae pero hasta ese dia solo la habia visto como amiga se llama Angie es francesa, al igual que yo pero vivimos en Barcelona, España, es muy atractiva, tiene un cuerpo hermoso, en especial su trasero y tambien invite a la chica que me trae loquita desde hace tiempo (se llama Marion, y es española, es un bombon, mide 1.60, es de tez blanca, tiene el cabello negro y los labios tan rojos que lo que primero piensas es en besarlos).

Estando en el lugar comenzamos a tomar un poco, despues se acerco un amigo de Marion a saludar y la abrazo, no le di importancia, y continue platicando con mis demas amigas incluida Angie, quien no me quitaba la mirada de encima y se acerco para abrazarme sin razon aparente, despues me pidio que bailaramos y lo hice, bailamos, no dejaba de abrazarme y rozar mi cuello y el lobulo de mi oreja con sus labios, agarrando mis manos para que yo la abrazara, (he de mencionar que soy muy guapa, bueno, nadie se ha quejado, jajaja, mido 1.70, soy de tez blanca, cabello negro, ojos azules, y un cuerpo de impacto, opps se me olvidaba.. soy modelo, creo que por eso soy bella, jaja)
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Virgen en ginecóloga (Relato Lésbico)

Historia 100% verídica aunque suene demasiado fascinante para ser real…

Jamás le había prestado atención a mis genitales hasta que, al empezar una relación con una chica, me masturbó con un dedo y me dolía. Descubrí que tenía una infección y decidí acudir al médico.

Me recetaron una pomada que, al cabo de varias semanas, no surgió demasiado efecto. Fui a una joven ginecóloga que había abierto una clínica cerca de mi casa y así, sin más reparos, me dijo que debía poner la pomada en el interior de mi vagina insertando, al menos, dos o tres dedos… Al decirla que era virgen, creía que yo era la típica “chica inocente”… Y, me comenzó a explicar que debía masturbarme para que mi vagina se abriera y lubricara para, así, poder introducir dos dedos con la crema.

Me empecé a poner a mil y puse mi rostro serio mirándola fijamente a los ojos como si nada. Comencé a excitarme más cuando me dijo que, para masturbarme, debía pensar en mis fantasías más eróticas y así conseguiría un orgasmo que me produciría pequeños espasmos en mis labios vaginales… ¡Uf, si ella hubiera sabido que mis ojos desnudaban su esbelto cuerpo en ese momento…!
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Mi amiga Alejandra (Relato Lésbico)

Desde siempre he sido lesbiana y he sentido cierto gusto por una amiga de la preparatoria llamada Alejandra, Ale en diminutivo; ella tiene 18 años (igual que yo), un cuerpo pequeño, entre 1.60, piel morena clara y cabello lacio negro hasta los pechos. A mi me pueden llamar Nat, soy un poco más alta que ella, muy delgada y con una piel muy blanca, con cabello lacio pero solo me llega hasta el cuello.

Era un día martes en el que Ale me ayudaría a cuidar a mi hermana mientras yo iba a la universidad. Pasaron las clases con naturalidad y al llegar a mi casa me encontré con Ale en la sala platicando con mi hermana. Las dos me saludaron muy efusivamente y decidimos comer algo para pasar el rato.

Después de la comida mi hermana se fue a su cuarto a hacer la tarea, yo sabia que no bajaría hasta muy tarde ya que así siempre ha sido. Ale y yo seguimos platicando de cosas de su vida y la universidad, todo normal, pero después de un rato de charla los temas se empezaron a tornar románticos, ya que siempre le he gustado y ella siempre me ha parecido una chica si bien no bonita si agraciada. Hablamos de lo bien que lo pasamos en la preparatoria y recuerdos un poco calientes, que aunque nunca llegamos a tener sexo, nos la pasamos muy bien.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments