Videos Lésbicos

Juegos lésbicos (Relato Lésbico)

Esto ocurrió cuando estudiaba en Granada la carrera, compartía piso con una compañera de clase, de esta forma el alquiler de aquel piso nos salía más barato, ella se llamaba Clara, tenía dieciocho años, era bastante liberal, morena, alta, delgadita, con bastantes senos, y el culo no estaba mal. Muchas veces nos poníamos a ver la televisión juntos en el sofá, e incluso nos contábamos cosas, e incluso de vez en cuando vimos alguna porno, y comentábamos la película, y ella me contaba que le excitaba mucho ver esas películas, que normalmente cuando después se iba a la cama se masturbaba pensando en ellas.

Un día, estábamos viendo la televisión a altas horas de la madrugada, hasta que de repente en uno de los zapping, vimos una película porno, vimos un escena de un chico y una chica, después otra donde dos lesbianas se lamían mutuamente los coños depilados, se los comían con todas sus ganas, se daban placer hasta alcanzar el orgasmo. Ese día a diferencia de otros, tras ver esto me dijo que se iba a la cama que estaba muy cansada, esto no era normal, porque solíamos ver las películas enteras y las comentábamos, ella se fue a su cuarto, yo me quedé viéndola un poco más.

Yo sospechaba que ella se había excitado mucho con la escena, que la había puesto a tope, así que sigilosamente me fui a la cocina, desde cuya ventana se veía su cuarto, pues ella nunca echaba la ventana de su habitación pues le gustaba dormir con esta abierta. Cuando llegué, me escondí para que no me viese, y empecé a observarla, la vi en la cama, con la sabana tapándola, se estaba masturbando, estaba muy excitada, por lo que se dejaba entrever por los movimientos de debajo de la sabana, se estaba introduciendo su dedito en su vagina, lo que hacía que suspirase de placer, así estuvo un rato, después se empezó a frotar su rajita con su mano, desde su clítoris bajando por los labios de su coñito caliente hasta llegar a la vagina, con la otra mano se frotaba sus pechos. Más tarde empezó de nuevo a introducirse un dedo, pero más rápidamente, lo agitaba velozmente y su respiración se aceleraba, se estaba corriendo, tenía el buscado orgasmo, estaba muy caliente, soltaba su líquido ya que se sacó la mano y la tenía húmeda, aunque se pasó la lengua por ella, y eliminó sus restos de allí. Después se dio la vuelta y se durmió, por lo que yo también me fui a mi habitación y tras masturbarme recreando lo visto, igualmente me dormí.

Su mejor amiga se llamaba Leticia, ella igualmente era muy liberal, también estaba en nuestra clase, pero ella era de Granada, por lo que vivía con sus padres, aunque muchas veces dormía en nuestro piso, en el cuarto de Clara. Era también alta, delgadita, y el cuerpo no debía de estar mal.

La noche siguiente, estábamos viendo un programa los tres en la sala, yo notaba algo raro, pues Clara estaba como nerviosa, como si tuviera algo planeado, hasta que en un descanso de la televisión, me dijo que se iban a acostar ya, que estaban cansada, Leticia la miró con cara de sorpresa, pero acató el deseo de su amiga y se fue con ella. Al rato vino Clara sola y me preguntó que si se podía llevar el video, que al final no tenían sueño e iban a ver una película en la televisión de su cuarto, esto me hizo sospechar mucho sobre lo que tramaba Clara, pero accedí a su petición y se lo desconecté, y después de ella irse, me situé donde el día antes vi a Clara masturbarse.

Allí estaban las dos, con una camisa larga ambas que dejaban ver cuando se movían las braguitas, Clara puso la película, y para sorpresa era una porno, Leticia le dijo que era una guarrilla, pero se tumbaron a ver las dos la película.

Era obvio que Clara había preparado la película, pues la primera escena que salió era de dos chicas, las dos tenían sus coños peludos, y se los afeitaron mutuamente, las dos lo comentaban, y Leticia le dijo a Clara que el coño pelado tendría que estar bien, que a los chicos le gustaba mucho, Clara le dijo que sí, que debía de estar bien, pero que lo malo era tener que ir a un centro de depilación a hacérselo, entonces Leticia le dijo que si tenía espuma y una
maquinilla ella lo intentaba, que nunca lo había hecho pero que lo intentaría, Clara se puso contenta, y le dijo que esperase que iba a ver si en el baño había algo. Yo salí celerósamente hacia la sala, y me puse a ver la televisión, Clara salió y fue al baño, después a la cocina y al rato retornó al cuarto, yo rápidamente regresé a mi sitio privilegiado. Cuando llegué, Clara se estaba quitando la camisa, dejando ver sus pechos, pues no llevaba sujetador, estaba en braguitas, las cuales se quitó a continuación, estaba completamente desnuda, se tumbó en la cama boca arriba, y Clara se arrodilló a sus pies, primero le puso un poco de espuma de afeitar por todo el exterior de su rajita, para después pasar a la parte superior, a continuación pasó a empezar a rasurarla con mucho cuidado, su chochito quedó totalmente pelado, y eso le hizo sentir un gran placer a Clara, la cual le preguntaba a su amiga que si le había quedado bonito, a lo que respondió que estaba hermoso. Después le dijo Clara a Leticia que le tocaba, pero ella se negaba, decía que no, que quedaba bonito pero raro, hasta que tras mucho convencerla aceptó, y se empezó a quitar la camisa, y después el sujetador, para después quitarse el tanga, hasta que quedó desnuda, era bastante hermoso su cuerpo, luego Clara la tumbó en la cama, y le puso la espuma por todo su coñito, a continuación empezó a afeitarlo, hasta dejarlo rapado, esto al final le gustó, y Leticia estaba contenta. Ambas estaban allí desnudas, comentando como habían quedado sus coñitos, y piropeándoselos mutuamente.

Tras un rato de charla, Leticia le dijo que tenía hambre, entonces se fue hacia una mesa que tenía allí y cogió la mermelada, que se supone que cogió cuando fue a la cocina, igualmente también había en la mesa galletas. Clara le dijo que si tenía hambre que se la echase en la galleta, que estaba muy rico, pero ella le dijo que le gustaba más de otra forma, se dirigió hasta donde estaba Clara y la tumbo en la cama y empezó a extenderle la mermelada por su cuerpo, haciéndole sentir mucho placer, para después empezar a lamerle los senos, poniéndoselos erectos, seguidamente le lamía la cintura, y con las manos le estrujaba sus tetitas calientes, Clara le acariciaba el pelo y le cogía la cabeza y la apretaba contra ella, más tarde, Leticia bajó hasta su coñito, y empezó a lamérselo como una perra, chupaba de arriba a abajo, velozmente, después se entretuvo en su clítoris, lo estaba bordando, Clara gemía de placer, estaba descontrolada, Leticia seguía dándole al clítoris, se lo lamía, se lo mordía, se lo estiraba, Clara suspiraba y apretaba la cabeza de ella contra su coñito, después Leticia bajó su lengua por la rajita, hasta que se la introdujo lo que pudo dentro de su vagina, eso hizo estallar en un gran orgasmo a Clara, gritaba sin poderlo remediar, obviamente desde donde yo debería estar lo hubiera escuchado, por lo que no se cortó, Leticia seguía dándole con su lengua al coño, tragándose lo que expulsaba, Clara apretaba la cabeza contra ella, se moría de placer. Después Leticia logró separar un poco la cabeza, y se entretuvo en el clítoris, e introdujo un par de dedos en la vagina, Clara estaba a tope, Leticia taladraba su vagina, y le lamía el clítoris, a la vez Clara con sus manos se acariciaba sus senos, dándose todo el placer que podía, hasta que no tardó mucho en volverse a correr, llenado los dedos de ella, los cuales chupó con placer, saboreando los jugos de su amiga Clara.

A continuación se levantó mi compañera, tumbó en la cama a su amiga, a la que empezó a acariciar por todo el cuerpo, después le comenzó a lamer sus tetas con ansiedad, sus pezones se pusieron muy duritos con el roce de su boca, su excitación era cada vez mayor, pasaba la lengua por los pezones, después le abrió las piernas y metió su mano en su coñito, tocándoselo, la besaba con mucha dulzura a la vez que pasaba su lengua muy lentamente por todo su cuerpo, parándose en su ombligo y bajando poco a poco, se veía totalmente entregada a su cuerpo, continuó bajando dándole besitos y mordisquitos hasta llegar a su húmedo chochito, la lengua de Clara lamía el clítoris de Leticia con mucha rapidez, su cuerpo se estremecía, después le introdujo un dedo en la vagina, para luego meterle dos, los metía y sacaba cada vez más rápidamente, con la inclinación justa para percutir el punto g, estaba muy excitada, se lo chupaba con más y más fuerza, y por su mano chorreaban sus jugos, no podía aguantar más, se iba a correr, Clara la incitaba a que se corriese, le gritaba que se corriese, hasta que Leticia soltó de su cara excitada un escueto me corro, y dio una cojetada, entonces Clara se pegó a su vagina, y empezó a tragar lo que soltaba. Después se tumbó Clara a su lado, y se la puso encima suya, acariciándose las dos, para más tarde situarla Clara a su amiga de tal forma que su coño rasurado estuviera en su boca, y tras esto comenzó a chuparlo, Leticia estaba muerta de gusto, la tenía gimiendo y suspirando como una posesa. Después Clara abrió todo lo que pudo a su amiga, y Leticia le dijo que no parara, que lamía de maravilla y que no podía más, que se iba a correr nuevamente, Clara aceleraba, e introducía uno de sus dedos dentro de ella, Clara le hacía sentir todo el gusto que le había hecho sentir ella, Leticia gritaba de placer, hasta que volvió a correrse, esta vez sobre la cara de Clara, la cual quedó completamente húmeda, y para solucionar esto, Leticia empezó a pasarle la lengua por toda la cara, para limpiarla de sus jugos. Más tarde,
se metieron en la cama, y durmieron desnuditas y juntitas. Yo me fui al baño tras esto, y me masturbé un par de veces, era mucha la excitación, y no me costó mucho vaciarme de leche pensando en lo visto, a continuación me acosté aunque me costó mucho coger el sueño solo de pensar en la escena observada.

Al día siguiente, cuando estábamos los dos solos, Clara me preguntó que si me había gustado, yo le dije que de que hablaba, y ella me dijo que no me hiciera el tonto, que si me había gustado, yo le dije que sí, y ella me respondió que se alegraba, y se fue a sus clases.

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Amor y deseo (Relato Lésbico)

Era martes por la mañana, mi padre ya se había ido a trabajar y mi hermana Laura dormía en su habitación. Yo no esperaba esa mañana a Tamara, ni tenía a nadie en la “recámara”, me estaba dando un baño, pero uno de esos que sólo las mujeres sabemos. Afortunadamente tenemos una bañera de gran tamaño, algo por lo que luchó mi madre por poseer cuando compraron la casa, a ella le gustaba darse largos baños de espuma, e imagino que al menos esos primeros años los compartiría con mi padre (aunque prefiero no pensar más en ello, bastante duro ya es imaginarme a mi padre haciendo cochinadas con las universitarias de mi edad con las que sale actualmente, las muy guarras!).

Si has leído mi relato anterior (“Sistema Perfecto”), ya sabrás que a esta hora estoy acostumbrada a tener mi ración de sexo diario, es la forma más agradable de encarar el día, y esa vez no iba a ser una excepción. Desde mis primeras experiencias sexuales con chicos tenía curiosidad por saber qué es lo que sentían, y llegaba a preguntarlo, pero no sabían expresarlo con palabras. Como es imposible meterse en el cuerpo del otro para comprobarlo, imagino que sienten lo mismo que yo siento.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Pelea de mujeres (Relato Lésbico)

La verdad, es que nunca llegué a pensar, el encontrarme en medio de una situación, que se asemejase a eso. Mí nombre bien puede ser Virginia, Mariana, o como se les ocurra llamarme. Se que en mi ambiente de trabajo, una empresa bancaria, la fama que tengo no es precisamente de Santa. Pero tampoco soy una presa fácil, por lo que en ciertos momentos me doy mi puesto. Cosa que no hice, durante la última fiesta de celebración, de los cincuenta años del banco. Para que tengan una ligera idea, les diré que esa noche aunque se me fueron las copas a la cabeza, y terminé saliendo con unos de los gerentes de una de las tantas sucursales. Me encontraba haciendo lo que yo quería, que en fin de cuentas es lo único que me preocupa.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Mojada como el mar (Relato Lésbico)

No había sonado todavía el despertador cuando Sonia se despertó, debido en parte al calor que hacía ya a las 9:30 de la mañana de ese sábado de Julio.

Se levantó y fue directa al cuarto de baño para orinar y lavarse la cara. Allí, sentada en la taza del wáter, le llamó la atención el fuerte olor que desprendía su sexo esa mañana. Se dio cuenta al cambiar el salvaslip que su flujo era abundante y pensó que debía habérselo pasado en grande en los sueños de la noche pasada. Quizá habría adelantado en sueños el encuentro con Luis que se iba a producir ese día. Era sábado y como todos los fines de semana de Julio, Luis bajaría de Alicante para pasar el día con ella en la playa y luego salir hasta cerrar los rincones más selectos y peculiares de la zona.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

La fuga de Elena (Relato Lésbico)

Que los deseos de una mujer tan sensacional como Elena se hubiesen encausado hacia su hermano, me parecía un desperdicio de la naturaleza.
Siempre había envidiado a mi amiga esa conducta psicomotriz ante la cual parecían sucumbir sin remedio cuanto hombre pasaba por su lado. Ella, con su presencia, ocasionaba un cambio en el ambiente como si hasta el aire se erotizara y los hombres comenzaban a respirar deseos que no podían ocultar.

Yo estaba espantada cuando ella me dijo que necesitaba huir de su casa, porque de permanecer allí, era evidente que una de esas noches, habría de precipitarse en la cama de su hermano para consumar un destino que habría desencadenado un escándalo gigantesco.

Yo le ofrecí mi casa para la inevitable fuga y ella pareció tranquilizarse, pero la verdad es que su tranquilidad tenia como precio mi inquietud ante tamaña revelación.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Universitarias lesbianas (Relato Lésbico)

Un día, cuando estaba buscando una película para verla, me sucedió este relato. Se la pedí a mi amiga Verónica, y ella me dijo que buscase entre las cintas que tenía en su piso alquilado, pues ella estudiaba. Estaba en busca de ella, cuando para mi sorpresa vi un video casero, estaban Verónica, Alba y Judith, las tres eran compañeras de clases mío, aparecían en un sofá sentadas viendo la televisión. Al observar esto, saqué la cinta, y la camuflé entre mis cosas para poder ver de que trataba la cinta después. Busqué la película y cuando la encontré me fui con las dos a mi residencia.

Cuando me quedé solo en mi casa, me fui al salón, rebobiné la cinta y me puse a verla. Estaban las tres sentadas, viendo una serie de la televisión, en aquellos entonces las tres chicas tenían dieciocho años, Verónica era delgada, bien formada de curvas, mediría 1’70, con grandes pechos, piel blanca, pelo castaño, media melena y con un culo redondito. Alba mediría 1’75, delgada, con enormes pechos, piel morena, pelo castaño claro largo y un culo grande. Judith medía 1’72, rellenita, con menos pecho que las otras, piel morena, media melena castaña clara y culo atlético.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Mi primer orgasmo (Relato Lésbico)

Era la mayor de siete hermanos, en casa no es que faltase de nada, pero los caprichos estaban prohibidos, mis padres pasaban mil apuros para conseguir llegar a final de mes, y desde luego estudiar en un buen colegio, era un lujo, que no estaba a nuestro alcance.

Pero yo parecía espabilada y entre mi profesora y el alcalde del pueblo me consiguieron una beca de estudios.

Me internaron en un colegio de religiosas, la mayoría éramos niñas que por un motivo u otro tenían a sus padres lejos, y pasábamos incluso las vacaciones con las hermanas.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Mabel (Relato Lésbico)

A Mabel la heredé (por decirlo de alguna manera) cuando compré la casa hace cinco años. Sus anteriores dueños dejaban el país cuando yo tenía apuro por adquirir una propiedad. Por esas cosas del destino, cuando dispone ser benigno, me enteré de que estaba en venta. De esto a poseer el título de propiedad no pasó gran tiempo, además de que las cuestiones financieras se resolvieron para ambas partes convenientemente. En oportunidad en que fui a conocerla, sus propietarios me recibieron como se recibe a quien les solucionaría un problema, sin contar con la carga afectiva que suma el hecho de desprenderse de una casa. El matrimonio se esforzó por mostrarme cada rincón de la casa, referir cada particularidad del funcionamiento y también contar más de una anécdota ocurrida sin poca emoción. La recorrida terminó en el living donde, ya más relajados: ellos de la tensión que ocurre en estos casos y yo de soportarlo, conversamos hasta bien entrada la noche. Fue entonces cuando la mujer me interrogó sobre la posibilidad de mantener a Mabel sirviéndome, desplegando a su vez las virtudes y buena calificación de la mucama. No me demoré en asentir que Mabel mantendría su puesto en la casa.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Lesbiana madurita (Relato Lésbico)

Hola a todos soy cubana, tengo 40 años pero no los aparento, soy trigueña de pequeña estatura (mido 160 cm), tengo ricos pechos, grandes de pezones redondos, mis caderas son firmes, ricas nalgas no muy abultadas, una rajita caliente y peluda lista para ser mamada, mis labios vulvares son medios, mi clítoris si es grande y muy sensible, mi culito es oscurito (como me gusta que me lo mamen), tengo una rica lengua muy movil (me considero una experta mamadora), me fascina el sexo con chicas, no tanto masturbarme yo sola, mejor si me observan, tampoco me agrada hacerlo con artefactos, me gusta el sexo piel a piel, cuerpo a cuerpo.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Una lectora muy morbosa (Relato Lésbico)

Ella es una joven de veinte y dos años, a los quince conoció las delicias del “lesbos” de la mano de su prima y juntas gozaron de sus cuerpos y descubrieron sensaciones nuevas. Durante un tiempo cada segundo que pasaban juntas era una explosión de lujuria y llegaron a estar tan compenetradas que el simple roce de sus jóvenes cuerpos desataba una reacción en cadena que las llevaba al orgasmo.

Pero un fatídico día sus tíos decidieron irse a vivir a otro país, separando a las amantes que vieron sus encuentros reducidos a unas esporádicas visitas en vacaciones.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Con una compi de curro (Relato Lésbico)

La vida no ha sido tan dura con mi familia, y mis padres se han podido dar ciertos gustos entre los cuales es tener una casa de descanso, en una playa bastante cercana, a la ciudad capital, en donde solemos ir a pasar algunos días, como tiene pileta, con frecuencia suelo aprovechar mis tiempos libres para ir a descansar, pues por fortuna vivimos en un país en donde contamos con clima propicio para disfrutar del mar y del sol, casi todo el año.

Mis padres harían un viaje y me dejaron a cargo del cuidado de el jardín que tanto trabajo les ha costado levantar. Como no me gusta estar completamente sola, invité a una amiga del trabajo a que me acompañara, era viernes y hasta el lunes no retornaríamos a nuestras respectivas labores, y por supuesto estuvo aceptó encantada.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Mi primera experiencia con otra mujer (Relato Lésbico)

Mi nombre es Julia y me gustaría contar mi primera experiencia con otra mujer.

Ocurrió cuando tenía 18 años. Mi madre estaba separada y vivíamos las dos juntas. Ella tenía una amiga que se llamaba Lola con la que yo me llevaba muy bien. Lola tenia 39 años, morena de 1,70 de altura , talla 95 de pecho y delgada. Yo media 1,65, pelo castaño, 95 de pecho y también delgada.

Lo cierto es que teníamos un apartamento en la playa y Lola también. Además éramos vecinas puerta con puerta. Allí es donde mi madre y ella hicieron amistad.
Continue leyendo →

Puntúa este video
Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments