sexo lesbico

La educacion de la Sra. Patizo (4 de 4) (Relato Lésbico)

Como digo, desde entonces cambió mi comportamiento sexual, y el de mi marido. Lo hacíamos más frecuentemente. El morbo había despertado nuestra sed y nuestra imaginación. Mi marido me masturbaba con frecuencia y luego yo “se lo agradecía”, como me habían enseñado en la academia de Mister Ratzer.

Una mañana, la chica del servicio, Celia acababa de entrar por la puerta de la casa. Durante el tiempo que duró mi educación, mi marido le dio una llave que ahora usaba sin la menor vergüenza. Mi marido se cogió un día libre, ya que había llegado el día antes de madrugada de un viaje, o lo que fuera. Los dos estábamos en la cama cuando mi marido llamó a Celia. Le afeé el que Celia nos pudiera ver a los dos en la cama, pues aunque la sábana nos tapaba, él estaba desnudo y yo dormía por orden suya, desde que me eduqué, sólo con unas braguitas. Mi marido le pidió a Celia que le trajera el café a la cama. Celia me miró rencorosa. Yo la verdad es que no sabía que hacer con esta chica.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La educacion de la Sra. Patizo (3 de 4) (Relato Lésbico)

Encontré a Celia, la chica del servicio un poco desmotivada, distante, como rencorosa. Lo digo ahora, para que vayan viendo venir los acontecimientos. El sexo con mi marido había mejorado, desde que llegué de la academia, un montón. Lo hacíamos con frecuencia y apasionadamente, además de las veces que jugaba a tratarme como una esclava. Me trataba con muy poco respeto en la cama y aquello me hacía sentir mayor placer.

Claro que no hay que olvidar que el fin último de mi educación era hacerme estar dispuesta a aceptarlo todo en el sexo, todo de todo. Y no tenía que tardar el día en el que mi marido me propondría la primera cosa rara.

Esa tarde mi marido llegó alegremente y me dijo que había invitado a Tony y Kuka a cenar. Mi marido era por termino general bastante poco sociable pero siempre había sido muy amigo de Tony. Me pareció una idea estupenda.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La educacion de la Sra. Patizo (2 de 4) (Relato Lésbico)

A la mañana siguiente no trabajé. Lou me sirvió el desayuno cuando me levanté un poco sobresaltada, pues eran las diez menos diez. -Hoy ser tu gran día.- Lou me permitió que me bañara por primera vez empleando el tiempo que yo quise y me esperó a la salida del baño con una toalla limpia, grande y suave. Me pintó las uñas de los pies y de las manos de un rojo intenso, y luego me peinó, dejando mi pelo liso, pero haciendo con él una triste coleta. AL cabo de un rato me dijo que me conduciría a donde estaban el señor Ratzer y mi marido. Por fin mi marido.

Tenía muy buen aspecto. Estaba sentado junto a aquel inglés amanerado. Quise besarlo pero Lou me cogió para impedirlo. -Tu por favor, portarte como buena puta.- Así que me quedé de pié, con las piernas separadas y las manos tras mi espalda. Entre los sillones había una mesita en la que podía ver una maquinilla desechable de afeitar y un bote de espuma en spray.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La educacion de la Sra. Patizo (1 de 4) (Relato Lésbico)

Soy la señora de Patizo. Lo que os voy a contar me sucedió hace ya algunos meses. No se como mi marido logró convencerme para asistir a las clases de educación del señor Ratzer, un inglés de aspecto femenino y delicado. En realidad no tenía alternativa, después de haberle convertido en un “ciervo”, me lo puso claro:

—–“O el divorcio o la academia. Elegí lo segundo.

Al abrir la puerta de entrada en aquella gran mansión, nos abrió una chica oriental, bajita, de ojos muy negros y rasgados. Tenía el tipo gracioso, marcado por las líneas exuberantes de sus caderas, y la gracia de sus pechos pequeños pero resultones, bajo la bata de seda. Nos llevó ante su señor, que nos esperaba sentado en una butaca.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Primera vez entre dos ardientes y no muy jovenes mujeres (Relato Lésbico)

Soy una mujer de 42 años, realmente no los represento, pienso que la gente me ubica en los 35, eso les indicará que en general me conservo bien.

Completamente blanca, ojos azules y de formas más bien voluptuosas. Senos 93 (me opere hace 3 años), cintura de 68cm y cadera de 96. Como verán no soy precisamente delgada, pero mis formas se conservan bien. Provengo de un área de mi país en donde las mujeres somos extremadamente alegres y extrovertidas. Estoy casada hace 16 años y tengo una hija de 12 años. Mi matrimonio no pasa por su mejor momento y la razón es la infidelidad de mi marido, sospechada pero casi cierta, el adicionalmente siempre ha sido muy apático en el aspecto sexual, poco innovativo, va a lo que va, pero no se concentra en mi placer.

A raíz de ésta situación me he sentido muy triste y deprimida y de alguna forma eso se ha notado en mi actividad laboral, que es básicamente el área de ventas y prestación de servicios. Por lo anterior mi actual jefa, que antes de su ascenso fue mi compañera de trabajo y que de alguna manera siempre ha escuchado mis quejas con respecto a mi marido, me llamó un día a su oficina.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La instructora (Relato Lésbico)

Unas semanas después de nuestro delicioso y sexy campamento, decidí que tenía que volver a la rutina de hace ejercicio, en parte porque no deseaba perder la figura y además por deleitarme la pupila viendo chicas hermosas, así que decidí volver a un gimnasio que se encuentra a 15 minutos de mi casa.

Antes, tuve que ir a la tienda a comprar ropa adecuada para hacer ejercicio, así que me dediqué a buscar entre los leotardos de colores llamativos que hagan resaltar la figura; me decidí por uno negro y un top verde.

Regresé a casa y me los probé, la verdad era que me veía bien y que el top resaltaba el tamaño de mis tetas mientras que el leotardo me hacía ver más nalgona, “Lety me querría violar si me viera así”, pensé.

Llegué al gimnasio y éste se encontraba abarrotado de gente, hombres y mujeres por igual dedicando su tiempo a verse bien, la verdad era que había más chicas que hombres en el lugar, pero eso no le di importancia ya que sabía que en cualquier momento iba a llegar un idiota queriendo ligarme, pero sabía bien cómo deshacerme de él, en caso de ser necesario.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Roxana (Relato Lésbico)

Desde que recuerdo, siempre la había visto con admiración, para mi ella era alguien superior, con ella podía yo tener cualquier tipo de charla y siempre nos entendíamos, teníamos un acuerdo secreto en el que ni ella ni yo podíamos reprocharle algo a la otra, no había jerarquías, sino algo mas allá de una simple amistad… quizás siempre hubo algo mas.

Roxana siempre fue una chica bella, de rasgos finos y delicados, siempre tuvo esa dicha de ser delgada, con una figura que aun andando en fachas se veía impresionante, al cumplir los 17 años ya contaba con algo de experiencia en cuanto al tema del romance, había tenido algunos novios, y algunas experiencias mas… intimas. Su cara contenía un toque de seducción, sus ojos pequeños con esas pestañas rizadas le daban un toque muy especial; su nariz recta, indicando la belleza de sus labios delgados pero bien delineados, dando un toque de gracia sensual a su boca, una boca de fácil sonrisa.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Mi primer encuentro con una mujer (Relato Lésbico)

Mis padres acostumbraban a que todas las vacaciones fuera dos semanas en los campamentos de verano, íbamos algunos de mis primos y algunos de mis amigos, al principio me gustaban, siempre esperaba el verano para ir, pero después era un suplicio para mi, casi no me divertía pero seguí yendo, ya tendría alrededor de 17 años cuando me sucedió algo inesperado, como me aburría ya de todos los juegos el segundo día de campamento decidí quedarme en la cabaña donde me habían asignado, así que me quede pero hacia un calor tremendo, serian como las 12 del día cuando decidí ir a tomar un baño, me metí a las duchas y empecé a ducharme por largo rato, de momento tuve la sensación que alguien me estaba mirando pero quien seria ya que todos estaban en el campo, de momento voltee y vi a una de las instructoras como dos años mayor que yo, tenia un cuerpo delgado y bien formado, parecía una modelo y a veces con otras de mis amigas platicabamos lo bonita que era, con su larga cabellera y pelo rizado, de piel bastante blanca aunque no rubia y su cuerpo totalmente atlético sin verse exageradamente musculosa.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios