Atando cabos (I) – Aria y las amantes de la Torre

Atando cabos (I) – Aria y las amantes de la Torre (Relato Lésbico)

Proa, popa, babor, estribor. No importaba dónde estuviera porque, fuera donde fuese, seguía oyendo su voz por el sistema de megafonía del barco. El primer día me fijé en qué decía, aunque era lo mismo que explicaba cualquier guía turístico a bordo de un barco que baja por el Támesis. El segundo, me concentré en cómo lo decía: gastaba bromas a los pasajeros, arrancándoles más de una carcajada. Y aunque al principio sus chistes no me hacían ninguna gracia, acabé riéndome con ella mientras me aseguraba de que todo estuviera en orden en cubierta.

Al final, empecé a conocer su voz. No me había fijado hasta entonces, lo cual había sido un gravísimo error, porque era bonita y aterciopelada. Tanto es así que no importaba lo que dijera, parecía cercana. Su tono era firme, seguro, y siempre que hablaba de la ciudad, lo hacía de forma apasionada, como si estuviera completamente enamorada de la City.

Habíamos subido y bajado unas cuantas veces por el río, aunque hasta el momento no habíamos coincidido. Tan solo hacía unos días que trabajaba en la empresa, pero podía hacerme una idea de cuáles eran sus horarios. Ella llegaba más tarde, casi justo cuando el barco zarpaba, una vez oí a un par de compañeros quejarse porque siempre era la última y se iba antes de que yo hubiera terminado de contar los billetes de los pasajeros; el tedioso conteo para asegurarme de que no había polizones.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios