Aprendiendo de mi tia Leo (Relato Lésbico)

 

Durante una visita de fin de semana a casa de su tía Leo, Ofelia aprende algunas cosas relacionadas con el sexo duro que no se atrevía a hacer con su hermano. Ellas tienen un encuentro muy apasionado que las lleva a realizar algunos planes para el futuro.

Hola, soy Ofelia la hermana de Juan quien ya les ha narrado varias historias con nuestra común protagonista Lassie. Yo no les voy a hablar de la perrita complaciente, yo quiero contarles lo que me sucedió con mi tía Leo en un fin de semana que pasé en su casa. Creo que Juan les habló de ese fin de semana pero yo le dije que me dejara la parte mía para contárselas y aquí les va.

Mi tía Leo es muy querida. Ella se quedó soltera porque según dicen no le gusta depender de nadie. Es menor que mamá, creo que entonces tenía unos 40 años muy bien cuidados. Todos los hombres le decían algo en la calle o tenían que mirarla con ojos de ganas porque además es bonita.
Continue leyendo →

Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Venganza conyugal (Relato Lésbico)

 

Antes que nada, quiero decir que esta historia tiene unos prolegómenos muy largos, pero creo que merecen la pena.

Empecé a sospechar de mi mujer en los primeros meses en que nos casamos. Demasiadas ausencias, demasiadas cuestiones que no encajaban. Tengo cuarenta años, dos años más que cuando me casé. Comprendo que dedico mucho tiempo a mi trabajo, pero esa era mi vida de soltero, eso es lo que requiere mi trabajo, y es el tipo de vida que ella tanto admiraba cuando me conoció. Como soy un perro viejo, contraté a un detective privado para que vigilara a aquella chica de veinticuatro años con la que me había casado. Tengo que decir que estaba locamente enamorado de ella.

Marga es rubia, alta y esbelta. Podría haberse dedicado a la moda o a actriz, pues no le falta belleza. Sus ojos son marrones claros y almendrados y sus labios cortos y sensuales. Su nariz es respingona y sus cejas delgadas y arqueadas. Su cara es redonda. En fin, es una “barbie”. Tiene las caderas anchas y la cintura estrecha, un culito bien puesto y respingón. Sus piernas son largas y torneadas. Tiene un ombligo perfecto, unos senos perfectos, ni muy grandes ni muy pequeños, con unos pezones rosados y bien definidos, con la punta bien abultada. Su espalda es ancha y sus brazos como sus piernas, se acaban en unas manos largas y finas, con unos dedos larguísimos.
Continue leyendo →

Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments
Página 5 de 107« Primera...34567...102030...Última »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies