Relatos lésbicos

Selección de los mejores relatos de sexo lesbicos. Historias de sexo entre mujeres.
Encontrarás relatos de primeras experiencias, porno entre lesbianas, de amor, erotismo, pasión. Además ahora puedes enviarnos tu propio relato y lo publicaremos!

Le como el chocho a la novia de mi amigo Luis (Relato Lésbico)

La novia de mi amigo Luis es preciosa, lista, educada y está «buenísima».

Después de acabar mis estudios universitarios regresé al pueblo, no encontré trabajo de lo que estudié y estoy empleada en una panadería. Las amigas que tuve aquí en la niñez «se dispersaron»; unas están casadas y otras trabajan en la ciudad. Ahora mi mejor amigo aquí es Luis, un joven amable y simpático; también es mi compañero de trabajo. La amistad con Luis es sincera, a él le gustan las chicas «como a mí», él no sabe que me siento atraída por las mujeres.

Yo soy, como lo diría!, un poquito lesbiana. Siempre oculté mi sexualidad, aquí en el pueblo; en cambio en la ciudad me «solté el pelo», a tope!.

A Luis le gusta la fotografía, lo mismo que a mí, así surgió nuestra amistad «de colegas», estamos preparando una exposición conjunta, sobre la comarca, «nos patrocina el Ayuntamiento». Muchos días hacemos fotos de paisajes y de edificios. No hace mucho, posé para el semidesnuda junto al río, «se me ocurrió de pronto» y él se excitó pero él está enamorado de Clara, «su novia» (yo la amo también), a mí me quiere como amiga; pero como soy bonita, a veces me mira con deseo, «pero solo somos amigos».
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Chupándoselo a mi compañera de piso (Relato Lésbico)

Cuando alquilé mi habitación en un piso de universitarias no imaginaba que conseguiría chuparle el chocho a la más guapa de ellas, pero sucedió y estoy encantada. Que todas las chicas del piso tuvieran novio fue «la clave de mi éxito».

Ellas son universitarias de entre veintidós y veintitrés años, yo tengo veintiséis años y he vuelto a la ciudad para trabajar en prácticas de lo que estudié, más adelante, cuando gane más, puede que alquile un piso para mi sola, o quizás me quede con ellas si sigo estando igual de bien. Yo soy una chica lesbiana, pero sobre todo soy muy liberal y con muchas ganas de disfrutar de la vida y de mi cuerpo, por eso he tenido algunas experiencias con hombres pero solo por experimentar de mí libertad.

Me alquilaron la habitación con una condición, Laura, la morenaza alta, de la que quedé prendada nada más verla me lo explicó.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Tomé a la hermana de mi novio (Relato Lésbico)

Sentirme lesbiana siempre ha sido mi secreto, viviéndolo como un sentimiento más que como una condición.

Mi novio Borja es un encanto de hombre y tiene mi misma edad, “veintiséis años”. Cuando lo llevo a mi piso, me gusta que Laura nos oiga hacer el amor “y se remueva”, porque sueño con comer su chocho otra vez, como hace tres meses, cuando hicimos el amor; “aunque según ella no nos gustan las chicas, “que solo nos calentamos esa noche”.

Borja me invitó a pasar el fin de semana, en la casa de sus padres en la montaña, allí conocí a su hermana Alicia, ¡que es preciosa! Ella tiene treinta y cinco años, es una pelirroja muy guapa, aunque es muy tímida e intenta disimular su belleza; Alicia tiene unos ojos verdes preciosos.

Los padres de Borja son muy antiguos y no conciben el coito fuera del matrimonio, de camino a su casa Borja me dijo que no dormiríamos juntos. Al llegar me presentó formalmente a toda su familia, su madre, que se llama Matilde me habló:
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La noche más calurosa del verano (Relato Lésbico)

Que calor… otro día de verano de aquellos insoportables…

como no estar un rato en la piscina, pero claro debía soportar a mis vecinos que son unos escandalosos, siempre hacen fiestas en su piscina y no puedo relajarme.

Pero esa noche no aguante el calor y me metí a la piscina… como siempre, ellos tenían invitados…. simplemente no los tome en cuenta y me sumergí…. el agua estaba muy fría… y la verdad mi cuerpo muy caliente, mis pezones se endurecieron y se marcaron en mi bikini rápidamente, que rica estaba el agua.

Ya me estaba relajando cuando escucho unas risas, era ella… la vecina, que venía con unas amigas.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La nueva asistenta (4 de 4) (Relato Lésbico)

Durante el resto del día, Ivette comenzó a enseñar a Silvia el contenido de los paquetes que había traído el mensajero… Era ropa, mucha ropa.

La ropa que había elegido Ivette para sustituir a la que había desechado era ropa propia de una puta. Minifaldas cortísimas, shorts ajustados, blusas con un escote de vertigo, vestidos minúsculos, medias de rejilla, de encage, ligueros, tangas y sujetadores de copa baja. Toda la ropa estaba pensada para que el cuerpo de Silvia se mostrase lo más sexy posible y para que no dejase mucho a la imaginación.

También había otras cosas… Había ropa interior que parecía sacada de una aventura sadomasoquista. Esos conjuntos estaban repletos de anillas, correas, cuero y grilletes… Aún después de la seseión de sexo que había tenido comenzó a ponerse cachonda…
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La nueva asistenta (3 de 4) (Relato Lésbico)

Silvia se había puesto el despertador para despertarse antes que su ama. No quería comenzar el día con una azotaina. Se acercó gateando a la cama y apartó lentamente las sábanas. Ivette estaba completamente desnuda. La visión de su cuerpo y el pensamiento de lo que iba a hacer hizo estremecer a Silvia (Durante cuanto tiempo tendré que hacer esto?). Acercó su boca al coño de su ama y comenzó a lamer, lentamente, acariciando cada pliegue de su raja, saborenado, a su pesar, un sabor qe empezaba a agradarle. Los ligeros gemidos que emitía Ivette indicaban que comenzaba a despertarse, así que aumentó el ritmo.

Mientras se tomaba su “desayuno” Silvia no podía dejar de pensar que le depararía el día. En las dos anteriores jornadas su vida había dado un vuelco, pero no estaba segura de estar descontenta con ello. Nunca había estado tan cachonda en su vida y nunca había tenido unos orgasmos tan intensos. Se le venía a la mente la idea de que a lo mejor no era tan malo seguir así… (Que no sería tan malo? Soy una esclava!).
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La nueva asistenta (2 de 4) (Relato Lésbico)

Silvia estaba confusa. Había tenido un sueño extraño…
Estaba sola en una habitación oscura, desnuda, no veía nada. Entonces, varias voces de hombres empezaron a increparla, la decían de todo. La llamaban puta, guarra, zorra… Le decían que les chupase las pollas, que era para lo único que servía. Intentaba huir de allí, corría en todas direcciones y la habitación no se acababa, no tenía fin.

Entonces vió a Peter, estaba hablando con Ian. Intentaba acercarse a ellos pero no podía, les gritaba, les llamaba, pero ellos sólo la miraban y se reían. Se dejó caer al suelo. Y no pudo volver a levantarse. Tenía algo al cuello, era una correa de perro. De ella salía una cadena que estaba enganchada a un gancho del suelo. Los hombres seguían gritándola, le decían todas las formas en las que se la follarían. Entonces, de la nada, surgió una voz de mujer:

—–“Serás mi esclava, perra.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

La nueva asistenta (1 de 4) (Relato Lésbico)

Peter y su mujer, Silvia, tenían una vida acomodada. El era directivo de una gran empresa informática y con su sueldo, vivían cómodamente los dos. Además, debido a ciertos trapicheos con hacienda, se sacaban un sobresueldo, que nunca viene mal.

Llevaban casados 15 años, y aunque ya no eran muy jóvenes, se conservaban bien. Peter siempre había tenido buen físico pero empezaba a notársele la edad en las canas que iban asomando en su cabellera, en cambio, Silvia, aguantaba mejor el tipo, entre que era unos años menor que Peter y que tenía el suficiente tiempo libre como para ir al gimnasio, mantenía un cuerpo que ya quisieran para ella las muchachitas de 20.

Su vida sexual era normalita, Peter no era tonto y era imposible desaprovechar a una hembra como Silvia. Lo hacían siempre que podían, aunque normalmente de forma bastante conservadora.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Alex y Marta (Relato Lésbico)

Durante el desayuno Marta le contó a Alex sus planes del futuro de su relación. La relación con su marido. En realidad, los planes de Marta era acabar con esa relación, pero de una manera en la que Alex saliese bien parada. “Que ya has sufrido bastante” no paraba Marta de decirle a su amiga.

Marta era una mujer muy distinta de Alex. Aunque las unía una larga amistad, la cual dio comienzo en la universidad, tenían una manera muy distinta de actuar según las situaciones. Marta era más impulsiva, y en algunos casos más atrevida. Determinada y amiga se sus amigos, no pasaría por alto lo que el marido de Alex la había hecho.

—–“No sé Marta, es un poco extremo- Dijo Alex dubitativa -Pienso que tampoco se ha portado tan mal conmigo- Explicó Alex a Marta.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Juegos femeninos (Relato Lésbico)

Ella se encontró por casualidad con una antigua amiga del instituto, fueron a cenar y luego a un espectáculo de hombres con lo que la excitación que sufrió una de ellas motivó que la reunión de amigas se convirtiera en una reunión de sexo.

La historia que me dispongo a contar ocurrió el pasado verano cuando conocí a Pili, una chica rubia de 1,70 aproximadamente, poco pecho y culo estrechito y apetecible. La primera vez que la vi calculé que tendría no más de veinticuatro años. Ella llevaba poco tiempo en nuestra ciudad a la que se había desplazado para casarse y trabajar. Me dijo si podía acompañarla a ella y a su amiga Julia, aún más alocada y cachonda que yo misma y la cual aprovechaba la menor ocasión para hablar de chicos y de sexo sin el más mínimo recato. Pili me dijo que me invitaba a cenar con ellas para, de este modo, celebrar una pequeña fiesta de despedida de soltera. Por supuesto accedí gustosa a su invitación.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios

Tres amigas (Relato Lésbico)

Nos conocemos desde los 6 años. Ibamos juntas al cole. Siempre andábamos enredando. Nuestras madres se conocían. En fin, amigas del alma. Me llamo María y mis amigas Rosa y Elena. Rosa es la más alta. Morena, guapa, mucho carácter. Era la líder. Aun lo es. Elena es la más bajita y la única rubia. Es muy dulce, un encanto. Yo también soy de carácter suave, nuestras madres me tomaban por la más sensata.

A los 14 años Elena nos hizo una confesión. Había estado muy rara los días anteriores y finalmente nos iba a decir porque. Le gustaban las chicas. Era lesbiana. Tenía miedo de perder nuestra amistad. Le dijimos que no pasaba nada. Nos abrazamos, incluso lloramos un poquito. Seguía en el armario para el resto del mundo, pero nos había confesado el secreto de su homosexualidad, recién descubierta por ella misma, a nosotras, antes que a sus padres o a ninguna otra persona. Eso nos unió más.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, Relatos Lesbicos Trios, 0 comentarios

Conversación entre dos amigas (Relato Lésbico)

Dices que ambos estaban desnudos?. Y qué hiciste cuando les descubriste en el despacho?.

Cecilia apenas podía dar crédito a lo que le contaba su amiga, pero como Lara le juraba y le perjuraba que todo aquello era cierto, no debía dudar de ella.

—–“Bueno, qué querías que hiciera?, qué podía hacer ante semejante espectáculo? –preguntó sin poder evitar una sonrisa aviesa. Me uní a ellos evidentemente, me quité la falda y la blusa, eché a un lado al tonto de Simón y empecé a besar a nuestra querida directora. Esa mujer no es tan dura como puede parecer. Entre mis brazos se entregó como una gatita, te lo puedo asegurar. Sólo hay que saber tratarla….

La joven cajera aprovechó una breve pausa para coger la copa de vino que le ofrecía su compañera y dio un largo sorbo. Necesitaba refrescarse los resecos labios para poder continuar con su relato.
Seguir leyendo →

Puntúa este video
Publicado por admin en Relatos lésbicos, 0 comentarios