Mujer de hierro (Relato Lésbico)

 

Analía es mi nombre, tengo apenas veintidós años y soy la secretaria directa de María Fernanda Sunchales Pereyra.
Ella tiene cuarenta y nueve años, cabellos castaños claro, lacio, corte desprolijo a los hombros, ojos grandes, verdes, gruesos labios, boca prominente, naricita puntiaguda, un metro setenta y ocho, busto grande hecho con cirugía, cintura diminuta, anchas caderas, cola saltona, piernas largas, muslos torneados.

Es soltera, Gerente General de West Financial Co, es la filial de mi país, una de las más grandes y prestigiosas compañías de seguros, es la número uno, la jefa, la reina. Tiene todo lo que quiere, poder, dinero, admiración, belleza, la apodan la ‘mujer de hierro’, es temida, maneja todos los problemas con temple, inquebrantable, despótica.

Es la primera en llegar al edificio, la última en irse, su oficina es casi un piso completo, en lo más alto, es su bunker. Es una persona muy ocupada y delega mucho en mí, la mitad de su vida se desarrolla en aviones, volando de un lado a otro. Viste impecable, trajecitos exclusivos, tacos finos y puntiagudos, perfumes importados, maquillajes a medida.
Continue leyendo →

Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Le entrego mi culo a Carlina (Relato Lésbico)

 

Llegue a su casa aquel sabado por la tarde aprovechando que sus padres se encontraban de viaje, toque a la puerta y enseguida vi a Carolina que me esperaba, llevaba puesto un vestido cortito rojo, se le notaban sus pequeños pechos sin sostén, que dejaban ver sus pezones duros atravesando la fina tela del vestido. Hacia bastante calor, yo llevaba puesto una minifalda y un top, que apretaba mis grandes pechos por lo que lo llevaba sin sostén también. Nos saludamos y ella me dio un gran beso en la boca, incluso dejando deslizar su deliciosa lengua hasta unirse con la mía.

Luego de aquel beso ella me miro y sonriendo me dijo que reconocía el sabor saladito de mi boca, solo pude sonreír y contarle que mi novio me acaba de dejar en el carro y le agradecí la compañía con una buena mamada y me trague toda su lechita, no habia podido guardarla para ella. Carol se rió a carcajadas y diciéndome que era tan putita como siempre, y que eso le encantaba mucho, pasamos a la sala.
Continue leyendo →

Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments

Una zorra que me hizo gozar (Relato Lésbico)

 

Paula y yo salimos de la oficina apresuradas. Estabamos ansiosas por llegar a su piso y una vez allí dar rienda suelta a nuestra imaginación. Su piso era muy acogedor. Nada más llegar me invitó a ir a la ducha con ella. Y así fue.

Nos dirigimos hacia el cuarto de baño, íbamos andando juntas, besándonos, sobándonos las tetas, el culo…..Una vez allí Paula abrió el grifo de la ducha y el agua comenzó a salir. Comenzamos a desnudarnos apresuradamente. Estábamos ansiosas por gozar. Nos metimos en la ducha, ambas de pie. Paula comenzó a mojarme con el grifo, el agua estaba muy caliente, al igual que las dos. Sacamos nuestras lenguas, empezamos a enredarlas, a mojarnos los labios de agua y saliva, a morderlos. Paula apretó mi cuerpo contra el suyo y de nuevo pude sentir esas tetas bien prietas contra las mías. Las tomé con una de mis manos y comencé a morderlas, a asfixiarme en ellas, mientras que la otra mano la deslicé poco a poco hasta su coño. Estaba hinchado y duro. menudo coño tenía Paula.
Continue leyendo →

Posted by admin in Relatos lésbicos, 0 comments
Página 1 de 8512345...102030...Última »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies